“Soy una persona políticamente incorrecta”

ailer

LA HABANA, Cuba.- Estado de Sats o la campaña Todos Marchamos significan tanto en la vida de Ailer González que son como una extensión de su propio cuerpo. Menuda, inquieta, libre de poses y elocuente, la reconocida activista por los derechos civiles en Cuba, nos recibe en su casa para hablar de su vida y de sus proyectos, de cómo el camino del arte la condujo a los peligrosos terrenos de la disidencia política y sobre cuánto ha podido perder o ganar, en los ámbitos de lo personal y familiar, en estos años de enfrentamiento a un gobierno que no reconoce a la oposición y, por tanto, la criminaliza.

Con el desenfado que la caracteriza cuando conversa con los amigos, Ailer no coloca límites a nuestras preguntas, a no ser cuándo le preguntamos por sus miedos. No le gusta hablar de ellos “para no facilitarle las cosas” a la policía política, confiesa entre risas.

No obstante, se divierte revelando algunos secretos sobre las aventuras que desearía emprender en un futuro. Se le iluminan los ojos al hablar de viajes, de cocina, de culturas exóticas y, lejos de dramatizar, como debiera esperarse de una mujer de teatro, ironiza con la tragedia que siempre rodea los actos de rebeldía que protagoniza, casi a diario, en unión con otros grupos de activistas como las Damas de Blanco o junto a su esposo, Antonio Rodiles.

Necesitaríamos mucho más que unos minutos para conocer casi todo lo que deseamos saber sobre esta “chica intranquila” que, de tanto sonreír, pareciera no temerle a nada, sin embargo, intentamos atrapar, como al vuelo, aquellas pocas cosas que, para nuestra entrevistada, resultan esenciales para continuar siendo una artista y una persona auténtica.

Loading...