Tampa ayuda a construir la primera Iglesia católica en Cuba en 60 años Cubanet

Construcción de la iglesia en Sandino (Foto: Tampa Bay Times)

MIAMI, Estados Unidos.- Una nueva iglesia será construida en el poblado de Sandino, en la occidental provincia cubana de Pinar del Río, gracias a 95 mil dólares colectados por la Iglesia Católica de Saint Lawrence en Tampa, informa el periódico Tampa Bay Times.

Se trata, junto con otros dos proyectos que se llevan a cabo en La Habana y Santiago de Cuba, del primer templo de la Iglesia católica romana que se construye en la isla comunista en 60 años.

“Estamos muy contentos”, dijo el padre Ramón Hernández, quien dirigió el esfuerzo. “Esperamos con interés la misa inaugural”.

El padre Cirilo Castro, pastor de la nueva iglesia, visitó Tampa a principios de este mes con una actualización sobre el progreso de la construcción. Sólo quedó el techo para instalar, dijo Hernández, y se espera que el trabajo concluya a finales de junio.

Los bancos, un altar y otros elementos se añadirán durante los próximos meses con la primera misa programada para enero o febrero.

El edificio, de 800 pies cuadrados, tendrá capacidad para 200 personas y es la primera iglesia erigida en Sandino, localidad de unos 40 000 habitantes donde la pesca, el café y los cítricos son las principales actividades económicas.

La nueva iglesia se llamará Parroquia de la Divina Misericordia de Sandino. Hasta ahora, los católicos locales han adorado en hogares privados.

Según el Padre Hernández, “Cuba está cambiando”.

Cuando Fidel Castro y su revolución implantaron el marxismo a principios de los años sesenta, terminó la práctica abierta de la religión en Cuba. Las propiedades de la Iglesia fueron nacionalizadas y los líderes religiosos exiliados.

Hernández, nacido en Cuba en 1945, ofrecía misa en los hogares hasta que abandonó el país en 1980.

Sin embargo, a principios de los años 90 el Partido Comunista de Cuba eliminó el ateísmo como requisito previo para ser miembro. Un año más tarde, declaró a Cuba un estado laico (antes era ateo) y, en 1998, justo antes de una visita histórica por el Papa Juan Pablo II, la Navidad volvió a ser instituida y reconocida como día feriado.

Según un informe de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de 2017, una comisión federal independiente, entre el 60 y el 70 por ciento de los cubanos son católicos

Sin embargo, dicha comisión también ha dicho que los pasos dados por el Gobierno cubano han ocurrido en medio de continuas restricciones.

El Gobierno todavía debe aprobar cualquier procesión o acontecimiento celebrado fuera de los edificios religiosos, por ejemplo. Además, los líderes religiosos que hablan en contra del gobierno son hostigados y temporalmente detenidos, dice el informe.

La idea de construir una iglesia en Sandino data de 2010, cuando el padre Tom Morgan, entonces pastor de la iglesia de San Lorenzo, aconsejó a Hernández su interés en formar una sociedad espiritual con Cuba.

Hernández se acercó al Padre Castro en Cuba y juntos buscaron permiso para construir una nueva iglesia.

Padre Ramón Hernández (Foto: Tampa Bay Times)

El Gobierno cubano aprobó los permisos necesarios y luego vendió la tierra por un “precio simbólico”, dijo Hernández.

San Lorenzo tuvo al menos dos colecciones especiales al año hasta 2016, y personas y organizaciones de todo el país también contribuyeron con dinero.

Los lazos históricos de Tampa con Cuba datan de la década de 1880 con el establecimiento de fábricas de cigarros con tabaco cubano. Los lazos se fortalecieron poco después cuando la ciudad acogió a José Martí, líder de la lucha de Cuba por la independencia de España.

La construcción de una nueva iglesia en Sandino por sólo 95 mil dólares puede parecer un milagro, dijo Hernández con una carcajada, pero no se cuenta en el efectivo total es la donación de suministros y muchas horas de trabajo voluntario.

Las otras dos nuevas iglesias católicas romanas que están en construcción en Cuba, una en La Habana y otra en Santiago, son ambas financiados por parroquias fuera de la isla, dijo Hernández.

“La puerta está abierta”, concluyó. “Espero que vengan más”.

Loading...