Inicio Cuba Unión Europea presiona a régimen, pero AMLO le extiende la mano

Unión Europea presiona a régimen, pero AMLO le extiende la mano

LA HABANA, Cuba. – Esta semana han tenido lugar acontecimientos diversos vinculados con las relaciones exteriores del castrismo. Me refiero a la admirable resolución de condena al régimen cubano adoptada por el Parlamento Europeo y a la visita de Miguel Díaz-Canel a México. Los resultados de uno y otro suceso se contradicen entre sí, pero ambos merecen ser abordados.

Primero conviene hacer una breve valoración general del peso específico que las medidas y decisiones adoptadas en el extranjero pueden tener dentro de un país dado, en particular cuando se trata de una dictadura con vocación totalitaria, como la de Cuba. Al respecto, hay que reconocer, ante todo, que esos factores externos desempeñan determinado papel, pero no conviene sobrevalorarlos. Lo decisivo —creo— es lo que suceda dentro del mismo país.

Dicho eso, es necesario reconocer la actitud dignísima que asumieron los parlamentarios europeos al adoptar la Resolución “Sobre la Represión Gubernamental de las Protestas y de los Ciudadanos en Cuba”. Y hay que destacar que la propuesta partió de miembros de la casi totalidad de los grupos parlamentarios, y fue aprobado por amplia mayoría (426 votos a favor y 146 en contra).

En los 17 puntos de su parte dispositiva, el importante documento no deja lugar a especulaciones. Allí, entre otras cosas, se “condena en los términos más enérgicos la violencia y represión extrema” contra los manifestantes “del 11 de julio”; se “pide a las autoridades cubanas que pongan fin a la represión y liberen a todos los presos políticos”; también se solidariza de modo expreso con José Daniel Ferrer, así como con los cubanos galardonados con el Premio Sájarov (Damas de Blanco y Guillermo Fariñas).

Precisamente, este último, según Radio Televisión Martí, formuló una valiente declaración que refleja —creo— la actitud de la generalidad de los demócratas cubanos ante este nuevo acuerdo: “Con esta acción, la institución está eliminando los conceptos de impunidad y complicidad que necesita el comunismo para poder imponerse y subsistir”.

No obstante, conviene hacer una prevención: Es posible —e incluso probable, por desgracia— que los planteamientos terminantes del acuerdo parlamentario se diluyan cuando corresponda aplicarlos a órganos ejecutivos, como la Comisión o el Representante para la Política Exterior. Este último es un cargo por el que pasó la señora Federica Mogherini, quien tuvo la desfachatez de definir a nuestro país como una “democracia de un solo partido”, y que ahora desempeña el español Josep Borrell, que hace unas semanas, para aludir a los problemas de Cuba, se hizo eco de la mentirosa retórica castrista, que resume todas las causas del actual desastre nacional en la hostilidad estadounidense.

Pasando al viaje a México que, en medio de la pandemia y de la miseria endémica que aqueja a la Isla, realizó en avión de lujo y con una amplia comitiva el señor Díaz-Canel, sólo cabe expresar asombro e indignación ante la acogida que se le brindó en el país hermano a un dictador no electo por sus conciudadanos y que no vaciló en dar “la orden de combate” para aplastar a un pueblo que se limitaba a protestar y reclamar libertad de forma pacífica.

El recibimiento otorgado por el señor López Obrador a su homólogo cubano demuestra no sólo su desvergüenza, sino también su extraordinaria osadía. Porque se necesitan ambas características para comportarse como lo ha hecho el inefable AMLO con el visitante. Y eso a pesar de que muchos compatriotas suyos lo han declarado “huésped indeseable”.

No ignorábamos que el Jefe de Estado mexicano poseía fuertes simpatías izquierdistas, pero demostró ser francamente temerario al extremar sus muestras de cordialidad ante un político —Díaz-Canel— que sólo puede ufanarse de haber recibido votos de 605 electores, y que acaba de ser actor principal de una represión brutal y sangrienta, como la escenificada en Cuba el 11 de julio.

Sabemos cuál es la coartada de los “izquierdosos” de toda laya. Los países socialistas suelen ser escenario de crímenes, desastres y latrocinios (a los que ellos prefieren llamar “errores”). Pero ellos se derivarían no de las teorías (que ellos consideran inobjetables, perfectas), sino de la mala aplicación que hacen de ellas quienes ostentan el poder en un país y momento dados.

Son evidentes los excesos en que incurrió AMLO al recibir a su socio cubano. Estos incluyeron la insólita invitación a participar como orador en la celebración oficial del glorioso Grito de Independencia. Con ello, el Presidente mexicano trató al heroico padre Miguel Hidalgo como si se tratase de un vulgar proxeneta listo a propiciar, por razones politiqueras, un repudiable concubinato con el primer autoritario que se le presente.

En un enfoque más general, confiemos en que tenga razón la periodista Yoani Sánchez al evaluar en su “cafecito informativo” de este viernes la mencionada visita oficial. La colega afirma que “AMLO ha funcionado como (…) un camino para hacerle llegar a la Administración de Estados Unidos un ruego desesperado de la parte cubana”. El periplo, agregó Sánchez, es un “viaje de desespero”. ¡Ojalá!

En el ínterin sólo podemos lamentar que, debido a las condiciones de sus respectivos encierros, distintos dirigentes opositores carecen de la posibilidad de compartir con la opinión pública sus opiniones sobre estos últimos acontecimientos. Esto incluye a líderes más jóvenes y modernos, como los artistas Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo. Y también a otros más antiguos y maduros, como el mismo José Daniel Ferrer, mencionado en la Resolución del Parlamento Europeo, quien se encuentra en paradero desconocido desde hace semanas. Y, sobre todo, Félix Navarro, un sexagenario diabético y convaleciente de la COVID-19, que pronto deberá cumplir cuatro semanas en una heroica huelga de hambre, lo que nos hace temer fundadamente por su valiosa vida.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad