Inicio Cuba Venta de uniformes para Cuba en Miami: lo barato sale caro

Venta de uniformes para Cuba en Miami: lo barato sale caro

MIAMI, Estados Unidos.- Transitando recientemente por la calle Okeechobee, en Hialeah, Florida, me llamó la atención un letrero en la puerta de la conocida tienda “Ñooo Que Barato”. El letrero decía: “UNIFORMES PARA CUBA” y, colocadas alrededor de estas palabras, tenía fotos de estudiantes en la Isla vistiendo sus uniformes de pioneros. Colgados encima del letrero estaban algunos maniquíes con las prendas que vende dicha tienda.

De por sí, la cuestión vender uniformes usados por la dictadura castrista para adoctrinar a los estudiantes en Cuba es una de las grandes incongruencias suscitadas en el exilio cubano en los últimos años. La venta de estos uniformes comenzó hace varios años, primero con la exhibición de maniquíes vistiéndolos dentro de la tienda. Luego, al menos un canal de televisión de Miami comenzó a transmitir anuncios de este comercio, en los que el presentador hacía énfasis especial en la venta de “uniformes para Cuba”. Ahora, la venta de estos uniformes castristas se alardea en la esquina de Okeechobee Road y la 22 Avenida del “West” de “la Ciudad que progresa”.

Foto del autor

Al mismo tiempo, y a poca distancia, en la misma fachada de la tienda aparece otro letrero. En este se lee “S.O.S. Cuba. Patria y Vida. Abajo la Dictadura”.

La venta de uniformes escolares de la dictadura castrista es inmoral. Estos constituyen otra arma en el arsenal represivo del régimen contra del pueblo cubano. Cada camisa, pantalón, o saya que se vende en el sur de la Florida y se envía desde el exilio a Cuba contribuye al adoctrinamiento de la juventud cubana, ayudando así a perpetuar ese adoctrinamiento y la ideología castro-comunista para las próximas generaciones. Cada pañoleta que se compra contribuye a que continúe la corrupción ética y moral del pueblo cubano, y a que sigan haciendo eco en las escuelas cubanas consignas de “Patria o Muerte, Venceremos” y “Seremos como el Che”.

Al mismo tiempo, los letreros de la supuesta oposición de “Ñooo Que Barato” a la dictadura son una burla a los cientos de cubanos detenidos tras las protestas del 11 de julio y el 15 de noviembre de este año. Son, particularmente, una burla para Reniel Rodríguez González, mejor conocido como “Lunático Debates”, estudiante de Cárdenas, Matanzas, de apenas 15 años, quien salió a la calle solo, con una rosa blanca, el 15 de noviembre. Días después de su protesta fue llevado desde su clase hasta la Escuela de Formación Integral (EFI), centro dirigido por el Ministerio del Interior y utilizado para el adoctrinamiento y cambio de conducta de los jóvenes que disienten del sistema dictatorial en Cuba. Cabe recalcar que, en uno de sus videos en Twitter, grabado días antes de las protestas del 15 de noviembre, Reniel criticó el adoctrinamiento de la juventud cubana por parte de la dictadura.

uniformes
Foto del autor

Por protestar el 11 de julio 45 jóvenes menores de 18 años, como Reniel, fueron detenidos por manifestarse en contra de la dictadura. De estos, 29 fueron excarcelados, exonerados o multados o pendientes de sentencia.

La venta y los carteles de “Ñooo Que Barato” son una burla para Leosvani Giménez Guzmán (15), Rubén Alejandro Parra Ricardo (15), William Chenier Ríos Arrieta (16), Brayan Piloto Pupo (16), Alexander Morejón Hernández (17), Jonathan Torres Farrat (17), Kendry Miranda Cárdenas (17), Lázaro Noel Urgelles Fajardo (17), Nelson Néstor Rivero Garzón (17), Yanquier Sardiñas Franco (17), Yerman David Gutiérrez Dueñas (17), Brandon David Becerra Curbelo (18), Rowland Jesús Castillo Castro (18) y Emiyoslan Román Rodríguez (18), quienes fueron detenidos e instruidos de cargos siendo aún menores de edad. De estos, los últimos tres cumplieron sus 18 años en prisión.

Foto del autor

A su vez, son una bofetada para Giuseppe Belaunzaran Guada (16), Jonathan Pérez Ramos (16), Ayan Idalberto Jover Cardonza (17), Ernesto Abelardo Martínez Pérez (17), Keyla Roxana Mulet Calderón (17), Rey Alejandro Martínez Tamayo (17), Samuel Torres Durán (17), Raúl Xavier Díaz Pérez (17) y Yeral Michel Palacios Román (17), quienes se encuentran bajo arresto domiciliario a la espera de procesos judiciales amañados.

Los arrestos de estos jóvenes han suscitado preocupación internacional. La filial de Latinoamérica del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó su preocupación por los “presuntos casos de detenciones de niños y niñas reportados en Cuba” tras las protestas del 11 de julio.

Con esta represión en contra de cubanos menores de edad, da vergüenza que algunos en “la capital del exilio” faciliten el adoctrinamiento de la juventud cubana por parte de la dictadura. La venta de uniformes para Cuba por parte de “Ñooo Que Barato”, y su compra por exiliados cubanos, no compagina con el mensaje de “Patria y Vida” y “Abajo la Dictadura”. Es hora de rectificar este gran fallo ético y moral. Para estos adolescentes, lo “barato” de los uniformes les ha salido bien caro.

uniformes
Foto del autor

ARTÍCULO DE OPINIÓNLas opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan la opinión de CubaNet.

Recibe la información de CubaNet en tu celular a través de WhatsApp. Envíanos un mensaje con la palabra “CUBA” al teléfono +1 (786) 316-2072, también puedes suscribirte a nuestro boletín electrónico dando click aquí.

Publicidad