Inicio Deportes Álex Márquez: «Marc ya me soltó que me irá diciendo pocas cosas»

Álex Márquez: «Marc ya me soltó que me irá diciendo pocas cosas»

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) –

El piloto español Álex Márquez (Repsol Honda) ha explicado que su primera toma de contacto con MotoGP está yendo «mejor de esperado», un nuevo reto en el que compartirá equipo con su hermano y campeón mundial Marc, quien ya le ha avisado de que le contará «pocas cosas» ahora que van a ser rivales sobre la pista.

«Los primeros test han ido mejor de lo esperado. Lo que más me preocupaba era la ergonomía de la moto debido a mi estatura porque es una moto pequeña. Desde la primera salida me sentí bien. La caída en Valencia fue porque salí con demasiadas ganas y también por mi inexperiencia. En Jerez fue mejor, lástima que el segundo día llovió. Estoy deseando que pase rápido el invierno y estar de nuevo encima de la moto en Sepang. Toca recopilar información y mejorar físicamente», apuntó Márquez en Madrid durante un evento de Estrella Galicia, marca que le patrocina.

El vigente campeón de Moto2 explicó que siente «la misma responsabilidad que con cualquier otra oportunidad anterior que ha surgido» a lo largo de su carrera y deslizó que su nuevo equipo le ha «transmitido que hay cero presión» para afrontar su año de debut en la máxima categoría.

«Me han dicho que intente evadirme de toda la presión mediática, que sea yo mismo para intentar evolucionar. Tengo muchas cosas por aprender y hay mucho trabajo por delante, pero es un reto bonito y motivador», valoró, consciente de que aún debe «aprender todo lo que conlleva estar en MotoGP».

«Hay mucho más trabajo en el ‘box’, mucha más electrónica, los neumáticos, mucho más trabajo en los test, pero eso también es bonito. Tengo que mejorar en todas las facetas, pero sobre todo a una vuelta porque es lo que más me está costando. La Honda es una moto crítica y me estoy adaptando lo mejor que puedo. Es cuestión de confianza y de ir teniendo más la moto por la mano para ir buscando límites», analizó.

Preguntado por su hermano, dijo que el campeón de MotoGP está «en casa descansado» después de su último operación, aclarando que «está mejor que después de su operación de hombro del año pasado». «Tiene algo menos de dolor, pero sabe que el tiempo de recuperación es el mismo», añadió, reconociendo que ya le ha «intentado sacar un poquito de información».

«ESTAMOS JUNTOS PERO SEPARADOS, CADA UNO TIENE SU EQUIPO»

«Ya me dijo en broma, me soltó que me irá diciendo pocas cosas, como que por algunas curvas pasé demasiado rápido (en el test de Valencia). Le voy preguntando dudas que tengo, pero al final cada uno tiene que hacer su camino. En el ‘box’ de Jerez apenas nos vimos, estamos juntos pero separados, porque cada uno tiene su equipo. Después comentamos un poco la jugada. No ha cambiado nada, seguimos igual. Le pregunto cosas, pero al final no te puedes volver loco porque mucha información es peor», reflexionó.

Recién llegado al Repsol Honda, Álex Márquez subrayó que «no tenía ninguna lógica» que él probara la moto de 2020 porque aún está «intentando entender» que necesita hacer a nivel personal «para ir rápido» en MotoGP.

«La evolución de este invierno recae en Marc y Cal (Crutchlow) para sacar conclusiones buenas y en qué puntos tiene que trabajar Honda. Supongo que en Malasia la moto ya estará más definida para el año que viene», avanzó sobre el primer test del año que viene.

Además, el catalán quiso alabara su predecesor en el equipo, Jorge Lorenzo. «En Valencia se abrió a todo el mundo y dijo lo que pensaba. No se acabó de adaptar a la moto por su estilo de pilotaje y las lesiones, se le juntó un poco todo. Su retirada fue inesperada para todo el mundo y no se merecía un final así después de su gran carrera deportiva. Le deseo lo mejor en la vida», le despidió.

Por su parte, el director de marketing de Estrella Galicia, José Cabanas, explicó que reunir a los hermanos Márquez es «la cúspide de un gran sueño» para la empresa cervecera. «A nosotros nos divierte el viaje, haber estado con Álex desde que estaba en el CEV hasta el momento dulce actual, igual que nos divierte haber acompañado a Marc desde sus inicios hasta donde están hoy. Además, este año nos ha tocado la lotería de que están juntos», reconoció.