Alonso brilla en la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis

“Vamos a intentar disfrutar la experiencia. Es mi primera vez en clasificación, veremos lo que podemos hacer. La prioridad es divertirse”. Así se expresaba Alonso a escasos minutos de subirse a su McLaren Andretti Autosport en el óvalo de Indianápolis debutando en una sesión de clasificación de la Indy500. Y el español, tras sorprender en los últimos tres días de libres con su presencia de forma constante en el Top-5, logró una media de 230.234 millas/hora (370.525 km/h) en su tanda, suficientes para ser séptimo y entrar en el ‘fast nine’ de hoy (22.00 horas), cumpliendo su primer gran objetivo, quedando muy cerca de las 230.468 millas/hora marcadas por Carpenter, el más veloz por delante de Sato y Dixon.

De esta manera, el de McLaren luchará hoy por la pole en la sesión de clasificación que disputan los nueve hombres más rápidos de ayer. Lo consiguió con convencimiento y siendo uno de los pilotos que más se acercó a los muros de mítico trazado, capaz de superar en sus vueltas la media lograda por su compañero Ryan Hunter-Reay (229.533 millas/hora), que no estaba nada contento con el rendimiento y los reglajes del su Dallara-Honda. También se impuso a otro de los pilotos que más le ha ayudado dentro de la estructura de su equipo, Marco Andretti (229 millas/hora) pero todavía tendrá que mejorar para ser la referencia de su escudería. Takuma Sato sorprendió a todos con una media de 230.382 millas/hora y Alexander Rossi, vigente campeón de la mítica prueba, también logró batir a Fernando con 230.148 millas/hora.

“Estoy muy contento. El coche gira muy bien y así no hace falta que nos peguemos tanto al muro en la salida de las curvas”, apuntó el japonés, asegurando que el coche del equipo Andretti está a punto para dar mucha guerra.

El otro participante español, Servià sólo pudo ser el 24 de una sesión marcada por un grave accidente de Buordais, que impactó su coche contra el muro de forma brutal a 370 km/h.

“Estamos al 90%”

“Ha sido corto e intenso. No estoy del todo contento y espero poder ir más rápido en la segunda jornada. Cada vuelta es diferente y las cosas cambian cada día. El potencial está ahí y estamos al 90%”, dijo el asturiano tras acabar su participación en dicha sesión.

Debido a las fuertes tormentas eléctricas que impidieron que los coches rodaran durante toda la jornada, la sesión se redujo de 6 horas y 50 minutos a tan sólo dos, por lo que cada piloto sólo tenía un intento para realizar su tiempo. Así, el bicampeón del mundo se jugaba el entrar en la lucha por la pole del domingo a una carta, pero aprovechó la única bala que tenía en la recámara para realizar cuatro buenos giros.

Hoy, el español dará un paso más para acercarse a su sueño de ganar la mítica carrera y a la Triple Corona. En la IndyCar, Alonso a demostrado estar entre los más rápidos en clasificación siendo un rookie, y hoy saldrá a pista en busca de la pole para salir en la primera posición el próximo 28 de mayo, día en el que espera exhibir todo el potencial que no puede mostrar en la F1 por los problemas de su coche, algo que la Indy ha logrado quitar de la cabeza del ovetense, que vuelve a sonreír.

CLASIFICACIÓN FINAL:

Clasificación de la primera sesión de 'qualy' de la Indy500 Clasificación de la primera sesión de ‘qualy’ de la Indy500

La clasificación de la Indy500, en streaming (+)

Loading...