Inicio Deportes Arrasate no entrenará a Osasuna la próxima temporada

Arrasate no entrenará a Osasuna la próxima temporada

   «Yo sé que el que sale de Osasuna pierde», dijo el técnico rojillo en su conferencia de prensa

   MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) –

   El técnico vizcaíno Jagoba Arrasate no renovará el próximo 30 de junio su contrato con el CA Osasuna, por lo que no entrenará al equipo rojillo la próxima temporada 2024/25, según anunció este martes él mismo durante una rueda de prensa junto al presidente del club, Luis Sabalza, y el director deportivo, Braulio Vázquez.

   «He tomado la decisión de no renovar con Osasuna. Es una decisión complicada, como podéis imaginar. Pero estoy tranquilo, estoy en paz conmigo mismo y esto no es una despedida. Al final estamos inmersos en una competición, quedan nueve partidos, estamos preparando el partido del sábado y eso ya llegará», manifestó Arrasate en su comparecencia desde la Ciudad Deportiva de Tajonar.

   Arrasate llegó a Pamplona en la temporada 2018/19, cuando Osasuna militaba en Segunda División y con el que ascendió a Primera. En el curso 2022/23 logró la clasificación rojilla para la final de Copa del Rey después de 18 años, y en la que perdió (2-1) ante el Real Madrid.

   Además, Osasuna concluyó séptimo y se clasificó para disputar una competición europea 16 años después, en este caso la Conference League. En enero de este 2024 jugó la Supercopa de España en Arabia Saudí, donde cayó en semifinales (2-0) contra el FC Barcelona.

   «Entiendo que sea noticia después de seis años, más si cabe, pero no tengo ese convencimiento que tenía antes. Y si no estoy convencido del todo, es difícil que sea feliz; si no soy feliz, es difícil que saque lo mejor de mí; si no saco lo mejor de mí, es difícil que saque lo mejor del equipo… Entonces creo que ha llegado el momento. Agradecer a todo el mundo, pero sobre todo a Luis [Sabalza]», dijo Arrasate.

   «Hace seis años todos estábamos peor, yo era un entrenador de Segunda División, Braulio era un director deportivo de Segunda División, el presi lo estaba haciendo bien pero estaba en Segunda División… Y después de seis años creo que todos estamos en una disposición mejor y además hemos podido disfrutar», subrayó.

   «El año es verdad que ha sido complicado, con una decepción muy grande al principio de temporada. Un equipo donde queríamos darle continuidad a cosas que hicimos el año pasado, y con el tiempo nos hemos dado cuenta que no podíamos, hemos tenido que cambiar de plan, de dibujo, de esquema, de muchas cosas. Entonces, pues valoras un poco todo y yo tengo una prioridad», aludió al tropiezo en la Conference League.

   «Es que es así, tal cual, yo estoy obsesionado con terminar bien en Osasuna. Osasuna me ha hecho feliz, me ha hecho mejor entrenador, mejor persona, es la etapa más bonita de mi vida. Por lo tanto, no sé el legado que dejo, pero Osasuna estará marcado siempre en mi corazón. La gente habla de planificación, de fichajes, de temporalidad… No hemos pasado a la segunda pantalla», admitió Arrasate.

   «La primera pantalla es que Braulio me dice: ‘Quiero que sigas, hablamos un poco de esto…’ Pero no hemos pasado a la segunda pantalla, no hemos hablado ni de jugadores. Es una decisión mía. Ni Bittor [Alkiza] me ha intentado convencer porque al final entiende la situación y me apoya. No es una cosa de convencer o no convencer, es una situación muy personal mía y cuando yo lo expongo es que sé que no hay vuelta atrás. Es una decisión supermeditada y superpensada por supuesto, pero la decisión no ha sido de ayer», continuó en la rueda.

«YO SÉ QUE EL QUE SALE DE OSASUNA PIERDE»

   «Más o menos lo vas pensando, le vas dando forma, pros y contras… Yo sé que el que sale de Osasuna, pierde. Qué te voy a decir de mi familia, yo aquí lo tengo casi todo y no es fácil. Pero tengo que ser honesto conmigo mismo y creo que ha llegado el momento; y creo que, si ha llegado el momento ahora, puede haber otro momento también», añadió.

   «Por lo tanto me guío un poco por eso sabiendo que que dejo muchísimas cosas aquí. Yo aquí estoy encantado. Y sé que no voy a estar en ningún sitio como aquí. No voy a tener una afición así. No voy a tener un vestuario así. Si ya lo sé. Pero al final tengo que pensarlo fríamente y, si no estoy convencido, creo que tengo que ser honesto conmigo mismo y para todas las partes, que es lo mejor no estirar el chicle», insistió.

   Luego analizó su futuro: «Esta decisión es independiente a lo que pueda pasar luego. Los que me conocen ya saben que no tengo la ambición de ir a un equipo o ganar un título o probar una liga. No tiene nada que ver con eso. Es más una reflexión que hago yo del momento en el que estoy y cómo veo el futuro y creo que es lo mejor para mí. Entonces, no estoy pensando en eso, como si no tengo que entrenar el año que viene».

   «Si estoy aquí sentado después de seis años, más allá de la confianza del presi y de Braulio, es por los jugadores. Los jugadores han demostrado en estos seis años capacidad, primero, y luego también a nivel personal, pues cómo son. Tenemos un vestuario único y sé cómo son, cómo han entrenado hoy, cómo van a entrenar mañana y vamos a intentar quedar lo más arriba posible. Eso no es un problema», avisó.

   «El problema hubiese sido alargar esto, que últimamente también se estaba hablando mucho de muchas cosas. Con esto cerramos esos rumores y nos centramos en estos últimos nueve partidos que tenemos todavía muchas cosas que decir, que hacer y ojalá terminemos de la mejor manera porque también para mí es importante. Entiendo que la afición puede estar decepcionada o triste, como estamos un poco todos, y qué le voy a decir yo a la afición, darle las gracias y sobre todo que vamos a intentar terminar de la mejor manera posible», argumentó Arrasate.

   «Todo tiene un inicio y un final. Osasuna es tan grande que tiene más de 100 años y ha tenido muchísimos buenos entrenadores, buenos presidentes, directores deportivos… Esto va a seguir y no le puedo decir nada a la afición más que darle las gracias», repitió. «Yo no me perdonaría a mí mismo terminar mal en Osasuna, es que no me perdono con todo lo que he vivido, con lo bonito que ha sido esto», recalcó.

   «¿Puedo ser conservador? Pues igual, no lo sé. Pero es mi prioridad terminar en Osasuna como voy a terminar ahora, de la mejor manera posible y estar tranquilo y estar orgulloso. Y cada vez que vea a Osasuna, me saldrá una sonrisa. En seis años no he cogido el teléfono a nadie y a partir de ahora entiendo que mis agentes empezarán a trabajar también. Pero yo estoy muy centrado en terminar bien con Osasuna, que además es lo que me toca y lo que siento», concluyó Arrasate.