Asamblea del FC Barcelona – Bartomeu: “Nadie puede apropiarse de nuestro escudo y nuestra bandera”

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha abierto su informe anual, en el primer punto del orden del día de la asamblea celebrada en el Palau Blaugrana con la participación de 347 compromisarios, haciendo referencia y reflexiones al contexto político que vive Catalunya y en la que el club se ha visto protagonista. “Nadie puede apropiarse de nuestro escudo y nuestra bandera”, ha afirmado, subrayando que están al lado de la democracia y del derecho a decidir.

El máximo dirigente ha querido dejar claro el posicionamiento del club. “El 20 de septiembre se produjeron registros a instituciones catalanes y algunas detenciones. Ya entonces el club manifestó su condena con una actitud que va contra la democracia, la libertad de expresión y el derecho a decidir. Unos principios que expusimos respetando la pluralidad de la masa social”.

Bartomeu ha proseguido con su relato recordando que “unos días después, el 1 de octubre, vimos una situación excepcional. Jugamos un partido a puerta cerrada, aún con la opinión contraria de muchos socios, por los hechos lamentables sucedidos”, en relación a las cargas policiales en los colegios electorales abiertos por el referéndum catalán

El presidente ha vuelto a admitir que “es la decisión más dura que he tomado. Después de no conseguir que se aplazara y después de escuchar a todos, asumí cerrar el estadio, una medida excepcional por unos hechos excepcionales para conseguir el eco internacional de jugar en un estadio vacío”. El dirigente ha asumido públicamente el coste interno que ello supuso con la dimisión del vicepresidente Carles Villarrubí y del directivo Jordi Monés. “Una decisión que respeto y, por eso, quiero agradecerles su dedicación”.

Bartomeu ha hecho hincapié también en que el lema “diálogo, respeto y deporte”, que acompañaron adhiriéndose a la comisión independiente pro-diálogo a la que también se incorporaron otras instituciones.Y ha surgido entonces el dirigente más vehemente. “Nadie puede dudar del Barça. Defenderemos los principios de democracia el derecho a decidir, siempre respetando a la masa social”, ha dicho entre aplausos. “No se puede confundir esta responsabilidad. Que no se confundan con posiciones tibieza. Ahora más que nunca pedimos diálogo y añadimos el deporte porque creemos que es como se puede ayudar”.

Y ha proseguido con firmeza. “Sabemos que el Barça es más que un club, que el Camp Nou es un espacio de respeto. Hay que respetar a todos, a las mayorías y a las minorías, respetar a todas las instituciones y a todas las ideas. Es inadmisible que en un país democrático haya personas encarceladas por sus ideas políticas”, ha expuesto, exigiendo entonces que “por eso pedimos respeto al Barça, por su pluralidad de pensamientos y la de nuestros socios. El Barcelona no será un instrumento manipulable para los intereses políticos, nadie puede apropiarse de nuestro escudo y de nuestra bandera”.

Ha pedido también la implicación de todos los socios. “Os pido que nos ayudéis a dar la imagen de lo que somos, un club democrático y respetuoso. Un mensaje limpio y claro. Nunca pondremos en riesgo la viabilidad, estaremos en las competiciones con el prestigio que se merece. La intención del Barça es jugar la Liga, la participación que está garantizada, la viabilidad pasa por continuar con este vínculo”, concluyendo este apartado asegurando que, consideran, “las cosas se están haciendo bien”.

Loading...