Carro se cuelga la plata y Hortelano se queda a una centésima del podio

5
Actualizado 09/08/2018 22:18:38 CET

   MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

   El atleta español Fernando Carro se hizo con la medalla de plata este jueves en los 3.000 obstáculos del Campeonato de Europa que se está disputando en Berlín, un podio al que no pudo subir en los 200 metros por una centésima Bruno Hortelano, en una jornada de pleno de billetes para la final del 800.

   El madrileño dio a España su segunda medalla en el Estadio Olímpico de la capital alemana, tras la de bronce de Julia Takacs en 50km marcha, pocos minutos después del amargo cuarto puesto de Hortelano. Carro, que llegaba a Berlín con la segunda mejor marca de la temporada, se colocó en zona noble en la última vuelta y lanzó su ataque para ganar la plata.

   El francés Mekhissi-Benabbad fue de nuevo el gran dominador europeo, con su cuarto título en los 3.000 obstáculos. El de San Blas llegó flojo de fuerzas pero pudo guardar la plata del ataque final del italiano Yohanes Chiappinelli. Además, Daniel Arce logró puesto de finalista, sexto, y Sebastián Martos fue decimocuarto.

   En la final anterior, Bruno Hortelano no pudo defender su título en los 200 metros, y se quedó a una centésima de subir al podio, marcado en su récord de España (20.04). Después de bordar un día antes la semifinal con la segunda mejor marca (20.29) de los participantes, Hortelano se encontró con una carrera muy rápida, que se apuntó el turco Ramil Guliyev con (19.76), rozando el histórico récord del italiano Pietro Mennea (18.72).

   El podio exigía el récord de España, un 20.04 que marcaron el inglés Nethaneel Mitchell-Blake y el suizo Alex Wilson, y Hortelano lo buscó tirándose al suelo en la línea de meta. El hombre récord del atletismo español salió bien, pero la recta final se le hizo larga, sin poder optar a defender el título europeo de Ámsterdam 2016.

   Una medalla de chocolate que no ayuda a las amplias aspiraciones de la delegación española, pero que en lo personal vale para cerrar el círculo de dos años de lucha, que comenzaron poco después de ese oro en Ámsterdam y su paso por los Juegos de Río de Janeiro. Desde lo más alto, Hortelano sufrió un accidente de tráfico aquel septiembre que le tuvo casi dos años fuera de las pistas, a tiempo de una puesta a punto para volver en Berlín a una gran cita, en la que bajó los récords nacionales de 200 y 400.

   No pudo repetir podio tampoco Sergio Fernández, plata hace dos años en los 400 obstáculos. El nivel de la prueba le llevó a firmar su mejor marca de la temporada (48.98), pero séptimo y lejos del trío que se repartió los metales: el noruego Karsten Warholm, el turco Yasmani Copello y el irlandés Thomas Barr.

   En la sesión matinal llegó el pleno para la final del 800 metros que lograron Saúl Ordóñez, bien colocado siempre, Álvaro de Arriba, capaz de reaccionar en la segunda vuelta, y Daniel Andújar, con una estrategia agresiva. Además, Juliet Itoya se metía en la final de longitud tras saltar 6,65 metros.

   La saltadora Fátima Diame se despidió con 6,24, del mismo modo que la plusmarquista nacional de disco Sabina Asenjo quedó eliminada en la calificación con los 55,57 metros de su segundo intento. Tampoco lograron avanzar en la jabalina Lidia Parada ni Arantza Moreno, ni en ya en la tarde Laura Bueno, que finalizó su primer Europeo como semifinalista de 400 metros, y Caridad Jerez, en 100 vallas.