Del desolador aspecto del Calderón a los llenos absolutos en las finales de Copa en Inglaterra, Francia y Alemania

El Vicente Calderón, izquierda, respecto a Wembley (arriba), Olímpico de Berlín (medio), y Saint-Denis (abajo)

El Vicente Calderón, izquierda, respecto a Wembley (arriba), Olímpico de Berlín (medio), y Saint-Denis (abajo)

La final entre el Barcelona y el Alavés no fue el único torneo copero que se resolvió este sábado. Inglaterra, Alemania y Francia también eligieron a sus campeones, y gracias a esta coincidencia se ha hecho más visible lo que ya era una evidencia: el desolador aspecto que presentó el Vicente Calderón durante la final.

La tribuna principal, y también algunas zonas del sector azulgrana, permanecieron vacías durante un encuentro que debía ser la fiesta del fútbol español y una inmejorable despedida para el Vicente Calderón. Al final, ni lo uno ni lo otro. Apenas 45.000 espectadores se dieron cita en el coliseo rojiblanco en su último partido oficial.

Por contra, casi 90.000 espectadores acudieron a Wembley a presenciar la final entre el Chelsea y el Arsenal. Lleno absoluto en el estadio inglés, con homenaje añadido a las víctimas del atentado de Manchester.

También se llenó, y de qué manera, el estadio Olímpico de Berlín para presenciar la final de la Copa alemana entre el Borussia Dortmund y el Eintracht de Frankfurt: 75.000 espectadores.

Y también presentó un aspecto impoluto el estadio de Saint Denis, en París, para la final de la Copa de Francia entre el PSG y el Angers: 80.000 espectadores.

El motivo del aspecto del Calderón se achaca a la escasa venta de localidades que se reserva la Federación Española para sus compromisos, ya que las casi 20.000 entradas que tenían reservados los clubes se repartieron en su totalidad. La Federación se reservó 11.280 entradas.

Fuente: ABC

Loading...