Derbi clave para el Barça ante el Espanyol

El fútbol regresa al Camp Nou tras dos semanas de parón liguero en que la actualidad del FC Barcelona ha vivido momentos de máxima tensión. La pelota viene a rescatar a directivos y ejecutivos azulgrana de debates sobre la planificación deportiva cargados de crítica tras el fracaso en los intentos por hacerse con los servicios de Coutinho (Liverpool) y Di
María en el último día de ‘mercato’.

La polémica por la renovación de Andrés
Iniesta, después de que el presidente Bartomeu dijese en MD que había un principio de acuerdo que el capitán no confirmó, ha elevado la temperatura aún más. Después los dos lo han aclarado hablando cara a cara y han encarrilado el acuerdo, pero el episodio no ayudó a pacificar las voces más implacables con la dirigencia culé. Todo ello, con el telón de fondo del voto de censura iniciado por el excandidato Agustí Benedito, que hoy recogerá firmas en el Camp Nou.









Esta noche, por fin, la actualidad del Barça se aglutinará alrededor del balón, con todo lo que ello conlleva. Porque si el equipo de Valverde gana bien al Espanyol (20.45 h) las aguas se amansarán en el entorno, a la espera de lo que suceda el próximo martes ante la Juventus, en el debut azulgrana en Champions. Pero si hay un tropiezo ante el equipo de Quique
Flores, las hachas se afilarán, el Camp Nou se crispará y el ambiente se cargará aún más para la junta azulgrana. De ahí que el derbi de esta noche tenga una importancia clave en este inicio de temporada.

Hay otro factor que viene entorpecer aún más el regreso a la competición liguera del Barça: el parón FIFA de selecciones de las últimas dos semanas. El conjunto azulgrana ha repartido por el mundo a un buen puñado de internacionales que, como en el caso de Messi, Suárez, Iniesta, Busquets, Paulinho y Piqué, han tenido bastante desgaste con sus selecciones. En el caso de Suárez incluso se tuvo que forzar su alta médica, estando ya en Uruguay, para que pudiese jugar con su selección con el OK de los galenos del Barça. En aquel momento se pactó que si se exprimía con Uruguay para ayudar a su país a no perderse el Mundial, a cambio descansaría ante el Espanyol pensando en la Juventus. Veremos si se cumple lo planificado. Lo que no entra en los planes de nadie es que descanse Leo
Messi.









Suárez debería descansar

En ataque, el argentino podría verse acompañado por Alcácer, a quien se fichó para suplir a Suárez cuando así lo exigiese el guión, y por Ousmane
Dembélé, el gran fichaje del verano tras la fuga de Neymar al PSG. El extremo francés es la gran esperanza de los culés para revitalizar a un equipo golpeado por la traición del brasileño. Dembélé debe empezar a rodarse ya y la ocasión es ideal. Le falta contacto con sus compañeros porque muchos se fueron con sus selecciones, pero algún día hay que empezar a jugar y hoy es especial. Si el galo se consagra en un derbi tendrá mucho ganado.Otra alternativa en la delantera es Deulofeu.

Quien no estará seguro es Sergi
Roberto, que quedó ayer fuera de la lista por unas molestias en una rodilla. Dada la cercanía del partido ante la Juventus, la precaución es una buena consejera y el doctor Pruna tiró ayer de ella con el canterano. Enfrente, un Espanyol que se ha reforzado al final del mercado y que viene de perder en casa ante el Leganés. En resumen, un derbi con mayúsculas.









Loading...