El Barça espera que Arda se posicione

Arda Turan regresará esta semana entrante a la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí. Eliminado en la primera fase de la Eurocopa el 21 de junio sin que el tercer puesto por detrás de Croacia y España le sirviera para meterse en los octavos de final, el turco se reencontrará con Luis Enrique después de un verano en que su nombre ha ido apareciendo en clave de mercado en los medios de comunicación aunque no desde el
FC Barcelona
.

El club azulgrana cuenta con Arda para esta temporada, al igual que Luis Enrique. El técnico asturiano pidió su fichaje antes del pasado verano. La contratación se cerró en plenas elecciones pese a que la sanción FIFA impedía su inscripción hasta enero. Tras cumplir 29 años en enero y costar 34 millones de euros fijos más siete en variables, su amortización va para largo, por lo que a los motivos técnicos para seguir confiando en él se unen los económicos. Por tanto, el Barça no le abrirá la puerta.

Otra cosa es que Arda perciba que hay dificultades para afianzarse en un equipo con Andrés Iniesta e Ivan Rakitic por delante suyo en el once de gala que esta campaña contará además con el repescado Denis Suárez y Rafinha, que estuvo de baja entre mediados de septiembre y abril.

Ahmet Bulut, agente de Arda, rebatió la pasada semana los rumores de una posible marcha asegurando que el turco “es feliz en el Barça”. En el Camp Nou esperan que esa confianza en él sea recíproca y que así lo exprese una vez se incorpore al trabajo. A falta de un mes y medio para cerrar el mercado, el Barça solo le abriría la puerta si se cumplieran dos requisitos: que Arda lo pidiera y que viniera con una sustanciosa oferta económica que compensara la inversión hecha por el club la pasada campaña. Los millones del fútbol chino le han tentado y desde Turquía, el Galatasaray.

Llegados a ese caso, Arda tendría la llave para que el Barça pudiera disponer de más dinero para reforzar la plantilla. En principio, solo le restan 24 millones y la prioridad es el cuarto delantero, pero a Luis Enrique y Robert les gusta André Gomes, de un perfil técnico como Arda pero quizás más polivalente. Y el portugués del Valencia costaría mucho dinero. Si Arda no se fuera, sería muy difícil

Loading...