El Barça quiere que Mascherano reporte más dinero

El FC Barcelona va haciéndose a la idea de que la salida de Javier Mascherano (33 años) en el mercado de invierno no es una situación dramática. De ahí que vaya aceptando la posibilidad de abrirle la puerta. Eso sí, con una serie de condicionantes. Por un lado, que el ‘Jefecito’ espere a que Samuel Umtiti esté recuperado de su lesión. Por otro, que el Barça cierre la incorporación de un sustituto de garantías. Y en tercer lugar, una pretensión a día de hoy de una gran importancia para los dirigentes del Barça: que el club chino que quiere fichar a ‘Masche’ (se habla del Hebei Fortune) suba su actual oferta por el central.

Según las informaciones publicadas por MD, que beben de buenas fuentes del entorno del jugador, el club chino que quiere fichar a Mascherano propone pagar entre 5 y 6 millones por él. Una cantidad que el Barça considera insuficiente a todas luces y que espera que se incremente, al menos, hasta los diez millones.

En el Barça entienden las razones del defensa, que son las siguientes: ha perdido protagonismo y desea jugar más; quiere prepararse bien para el Mundial gozando de minutos; y que la oportunidad de asegurarse a su edad un último gran contrato con un espectacular incremento de su ficha.

Unas razones de peso que el Barça respeta y comprende pero cuya aceptación genera un problema al club: se desprende de un central experto y adaptado y debe ir a por otro en el complicado mercado de invierno. Por eso, lo que quiere el Barça es que Mascherano deje más dinero en caja del que ofrecen ahora por él. Entre otros motivos porque cuando el Barça va a fichar siempre le piden auténticas ‘morteradas’. Ahí están los recientes casos de Coutinho, Dembélé o Paulinho. Precisamente este último llegó del mercado chino y le costó al Barça 40 millones con 29 años.

Además, en el caso de Mascherano se habla de una oferta económica para el jugador espectacular y difícil de rechazar. En ese sentido, el Barça considera que no puede ser que todo sea ganancia para el futbolista y que el club que se ve perjudicado con su marcha deba transigir a cambio de una cantidad tan modesta. Con el doble, unos 10 u 11 millones, se podría sufragar buena parte del fichaje de Yerry Mina, la prioridad entre los técnicos para sustituir a ‘Masche’. Todo eso teniendo en cuenta que el argentino es un central de primer nivel y uno de los capitanes.

Loading...