El Celta despierta de su sueño europeo en Old Trafford

El Celta conquistó la ciudad de Manchester pero no pudo con Old Trafford (1-1), empresa prácticamente imposible de un equipo que rozó con la yema de los dedos la clasificación pero que tuvo que despertar de un sueño que fue bonito mientras duró. La Rianxeira, en cambio, continuó sonando entre una hinchada fiel y complacida, consciente de que los suyos lo dieron todo hasta el final. Concluye su travesía el cuadro gallego en semifinales, orgulloso de la hazaña y del camino. Del balance general y de la idea, inquebrantable a pesar del rival.

Era la máxima de Berizzo y no fallaron sus pupilos, cuya personalidad quedó plasmada durante los primeros compases, adueñándose del cuero para someter a un United que se sintió incómodo, demasiado replegado. Ambos equipos dispusieron con los mismos onces que en la ida, convencidos de que aquellas eran las mejores cartas sobre la mesa. Estaba obligado el Celta a interpretar su mejor versión, pero ésta fue efímera en el feudo de los diablos rojos en el primer tiempo, lo que tardaron en asestar un golpe que parecía definitivo. No habían ahogado a los visitantes, ni tan siquiera habían sido mejores en esos diez minutos iniciales, pero la precisión marcó la diferencia y una jugada aislada acercó al United a la final. Sin excesiva elaboración, recuperaron el balón en campo contrario, Rashford centró con precisión y Fellaini llegó convencido de que era su oportunidad. Y no falló. Cabeceó el jugador belga y Old Trafford se desató como no había hecho hasta entonces esta temporada (13’).

Manchester United-Celta, en imágenes

El United consiguió erosionar la esencia de un Celta desconcertado, intermitente e incapaz de encadenar ataques consecutivos. Tan solo Sisto rompió los esquemas desde el costado izquierdo, imprevisible cuando le tocó decidir. De sus botas nació la mejor ocasión de los de Balaídos, aunque el remate de Wass se perdió algo desviado.

Se habían expulsado ligeramente la presión de encima, pero los diablos rojos siguieron merodeando el área de un Sergio Álvarez que mantuvo la eliminatoria abierta. Decía Berizzo en la previa que el mayor peligro del Celta era que no tenían nada que perder. El intermedio constató ese escenario y obligó a los españoles a jugar a la ruleta. El todo o la nada. Y con esa actitud logró intimidar de nuevo al United, al que le creó algunos problemas, asociándose en corto alrededor del balón para instalarse cerca del balcón del área local. Los del norte de Inglaterra, sin embargo, supieron encontrar siempre el último disparo, aquel que estuvo a punto de sentenciar el cruce. Mkhitaryan, Pogba y Rashford, estrellados siempre en el muro del guardameta español.

El paso de los minutos desinhibió al Celta, a quien poco le importaba perder por una diferencia más abultada. No había mejor lugar para creer en el remonte que en Old Trafford, pero los de Berizzo perdonaron en exceso y ante la ineficacia la esperanza fue cada vez menor. Falló un cabezazo Guidetti cuando solo tenía que peinar el balón, algo que desesperó a sus compañeros, atónitos ante las imprecisiones del sueco.

Con todos los cambios hechos, con el equipo desfondado, los vigueses anotaron el empate con un remate de Roncaglia que congeló Old Trafford, aunque entró en combustión rápidamente con una trifulca que se saldó con las expulsiones del propio goleador del Celta y de Bailly tras enzarzarse.

Enmudeció el United en el último suspiro del descuento, pero Guidetti no acertó a conectar con el balón cuando se plantó solo delante del arco de Romero. Ahí murió el sueño del Celta, que cayó a la lona como un campeón, luchando hasta que el árbitro hizo sonar su silbato. El cuadro de Mourinho disputará la final de la Europa League, pero en Manchester nació la leyenda del mejor Celta de la historia.

Ficha técnica:

Manchester United: Romero; Valencia, Bailly, Blind, Darmian; Herrera, Fellaini, Lingard (min.86,Rooney), Pogba, Mkhitaryan (min.76, Carrick), Rashford (min.88, Smalling).

Celta: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny; Radoja (min.67, Bongonda), Wass (min.46, Jozabed), Tucu; Aspas, Guidetti, Pione Sisto (min.79, Beauvue).

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Tarjetas Mostró amarillas a Blind (min.31) y Ander Herrera (min.80) por el Manchester United; y a Aspas (min.66) por el Celta. Expulsó con roja directa al local Bailly (min.87) y al visitante Roncaglia (min,87).

Goles: 1-0, min.17: Fellaini; 1-1, min.84: Roncaglia.

Incidencias: 2.600 aficionados del Celta en las gradas de Old Trafford

Loading...