¡El Girona sube a Primera División!

Parecía una utopía, un sueño que finalmente se hizo realidad después de muchas y dolorosas decepciones. 4 de junio de 2017. Una fecha que el Girona FC grabará a fuego en sus casi 87 años de historia. Parecía condenado al sufrimiento, a quedarse a las puertas, al ‘casi’ pero a la cuarta fue la vencida y el conjunto rojiblaco es equipo de Primera División. Atrás quedaron los fantasmas de Osasuna, Lugo o el propio Zaragoza.

El ascenso a la máxima categoría del fútbol español es una realidad para el cuadro de Montilivi que lo consiguió cumpliendo el guión preestablecido. Un empate les valía tanto a Girona como a Zaragoza para conseguir su objetivo y así se dio, reparto de puntos, apretón de manos y todos contentos. Aunque el partido no pasará a los anales de la historia por ser el más disputado ni el más vistoso. Durante los primeros minutos de partido, nada. Eso es lo que pasó en ambas áreas, ni gerundenses ni zaragozanos inquietaron al rival. Tan sólo el conjunto de César Láinez lo probó desde lejos con un par de disparos de Zapater, desde la frontal del área que se marchó demasiado desviado, y Marcelo Silva que no dio prácticamente trabajo a Bono.

Como en un menú de 5 estrellas Michelín en el que el resultado final no corresponde al trabajo de preparacion. El Girona cocinó el ascenso a fuego lento, sin despeinarse ante un Zaragoza que tampoco inquietó e hizo bueno el reparto de puntos tras una temporada para el olvido. El postre y recompensa valieron la pena pero el tiempo de preparación fue interminable para jugadores y aficionados.

En cuanto al partido, el protagonismo recayó básicamente en los centrales que concentraron la mayor parte del tiempo la posesión del balón. Y así se llegó al descanso, tras una larga primera parte.

En el segundo acto, más de lo mismo. Ambos conjuntos ansiaban por que acabase el encuentro y no crearon ocasiones. A pesar del poco fútbol, la afición respondió. Montilivi estaba lleno a la bandera con 9.082 gargantas que no pararon de cantar durante todo el choque y que desde bien entrada la segunda parte empezaron a celebrar el ascenso.

Así acabó la travesía por el desierto para acabar encontrando agua. El Girona, que navegó en un mar de dudas en las últimas jornadas, consiguió algo que muchos sólo se atreven a soñar, porque como una vez dijo Norman Vincent Peale: “Siempre es temprano para rendirse”.

Ficha técnica:

0 – Girona: Bounou; Aday, Ramalho, Alcalá, Juanpe, Mójica (Cifuentes, min.77); Eloi, Granell, Borja (Richy, min.85), Portu (Felipe, min.82); y Sandaza.

0 – Zaragoza: Ratón; Iza, Marcelo Silva, Jose Enrique (Jesús Valentín, min.70), Cabrera; Zapater, Javi Ros, Edu Bedia; Lanzarote (Edu García, min.79), Cani (Xumetra,min.62); y Ángel.

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo (comité castellano-manchego.).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésimo primera jornada de la liga 123, disputado en el estadio de Montilivi frente 9802 espectadores.

Loading...