El Madrid fichará tras la debacle en el Clásico

El Clásico era el examen que debían pasar la plantilla y Zidane ante Florentino Pérez. El 23 de diciembre era la fecha clave para el presidente que le había dado de margen hasta ese día al entrenador para acudir o no al mercado de fichajes en enero. Florentino Pérez tenía decidido fichar hace ya un mes, pero Zidane no lo veía claro y el presidente le dio el margen de confianza hasta el Mundial de Clubs y el Clásico. Con la debacle del sábado, la decisión ya está tomada: habrá fichajes.

Zidane sigue en la línea de no querer fichajes, de no alterar el ambiente del vestuario con nuevos jugadores, pero la cúpula directiva blanca tiene claro que algo tiene que hacer para variar el rumbo de un equipo que arrasó en 2017, pero que tiene muy mala pinta para 2018. Para evitarlo, Florentino Pérez tiene claro que el vestuario necesita sangre nueva. Eso, a pesar de que al presidente blanco no le gusta nada fichar en invierno ya que considera que es poco menos que reconocer haber fracasado en la planificación de la temporada.

El Real Madrid se ha marcado como prioridad en el mes de enero la llegada de un delantero goleador. Benzema está en el ojo del huracán desde hace mucho tiempo, pero el Clásico le ha sentenciado ante los ojos de la afición y de los responsables blancos. Ahí puede producirse un choque de trenes porque Zidane sigue confiando ciegamente en Karim y siempre que puede asegura que ni quiere ni ha pedido el fichaje de un delantero. Florentino Pérez, sin embargo, considera que Benzema necesita competencia y, sobre todo, que sin los goles de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid necesita un ‘nueve’ con urgencia.

Icardi es el gran objetivo para enero y el Madrid estaría dispuesto a pagar los 100 millones de su cláusula de rescisión. El argentino, además, podría jugar en la Champions League, algo que desde el club ven con muy buenos ojos. El Inter, donde juega Icardi, no está por la labor de dejar marchar a su estrella, pero si se le pone a tiro, el Real Madrid va a ir a por el delantero.

Icardi no es el único ‘nueve’ que manejan en el Real Madrid. En los últimos días ha surgido el nombre del ‘Kun’ Agüero. Desde Inglaterra aseguran que tiene una mala relación con Guardiola y eso podría facilitar su marcha y ahí aparece el Real Madrid, club al que estuvo a punto de irse antes de recalar en el City. El Kun costaría unos 70 millones y no podría jugar la Champions.

El que parece que sí va a llegar en enero es Kepa, el portero del Athletic, por el que el Madrid pagaría 20 millones de euros y que significará la salida del equipo blanco de Kiko Casilla, con ofertas de clubs de Primera. El Real Madid, por otro lado, podría incorporar a un central. Aunque el refuerzo en el que más confían Florentino y compañía es Gareth Bale.

Loading...