El Olimpo de Valverde

El viaje del Barça a Atenas para afrontar la cuarta jornada de la Liguilla de Champions League depara varias noticias. De ganar o empatar hoy, combinado con el resultado de la Juventus ante el Sporting de Lisboa, el equipo azulgrana celebraría ya su clasificación para los octavos de final por la vía rápida. Si lograra los tres puntos, además, Valverde festejaría una gesta nunca vista en el Camp Nou desde hace quince años: ganar los cuatro primeros partidos europeos. Y todo ello coincidiría, además, con el regreso del técnico a una de sus casas deportivas, un Georgios Karaiskakis que le vio crecer y levantar cinco títulos.

Previa Olympiacos-FC Barcelona
Previa Olympiacos-FC Barcelona

Valverde retorna a su olimpo griego como el Dios de la Liga y de su grupo Champions. Y más aún después del batacazo del Real Madrid en Girona. Fortalecido anímicamente por ver el estado de juego de los blancos en ruinas, el equipo azulgrana pretende dar estar tarde-noche (20.45 h.) un definitivo grito de autoridad. Devolvió a la Juventus (3-0) el doloroso golpe del año pasado; aliado con la fortuna se impuso al Sporting de Lisboa (0-1) en su estadio y atenazó después al Olympiacos (3-1). Los griegos, al menos enseñaron, las garras con un gol de cabeza a la salida de un córner, estrategia a tener en cuenta. El único que ha recibido hasta el momento.

El Barça se clasificará para octavos de final si gana y el Sporting no gana a la Juventus, o si empata y la Juventus vence al Sporting. El Olympiacos, en cambio, no podrá finalizar entre los dos primeros puestos si pierde y el segundo clasificado, la Juve, evita la derrota contra el Sporting, o si el Olympiacos empata y la Juve vence.

A los de Valverde les espera un infierno con pocas llamas. En Liga, el Olympiacos no anda sobrado de fuerzas y en la máxima competición continental, su pase pende de un hilo. Hay expectación por el regreso del Valverde amigo. Dejó una huella imborrable, cuyas marcas nadie ha sido capaz de borrar desde que se fue en 2012, y eso que han pasado hasta nueve técnicos. Utilizó ese mismo pragmatismo y sentido común que como un barniz brillante le han recubierto en el Barça. Aquella hostilidad rutinaria es hoy menos con el ex del Athletic encabezando la expedición. Hay un mosaico para Olympiacos y, seguro, que cánticos por el ‘Txingurri’.

Ojo con los centrales y a Semedo

Esta vez, Valverde vivirá la Champions viendo la luz roja de emergencia en una defensa infranqueable con Ter Stegen como pilar. Piqué dispone de días libres por sanción y Mascherano y Vermaelen no están, precisamente, a pleno rendimiento. El argentino por un grano en el pie que se le ha infectado y le ha provocado fiebre y el belga porque sale de unas molestias ya superadas. Mientras, Semedo está a una amarilla de la suspensión.

En la media tiene donde elegir, aunque le faltará un poso de creación por la baja de Iniesta. Delante, la dupla Messi-Luis Suárez se repartirá la munición ofensiva. Cada uno con su idiosincrasia. El argentino, con ganas de llegar a los 100 goles en Champions y presentar candidatura a máximo goleador y el uruguayo, porque el gol le es esquivo. No solo lleva tres en 17 encuentros, un pobre bagaje, sino que hay que remontarse septiembre de 2015 para dar con uno fuera de casa en Europa

Loading...