El Real Madrid no falla y conquista la Liga

97 segundos. Eso es lo que duró en Málaga el suspense de la lucha por el campeonato de Liga. Ese tiempo, 97 segundos, es lo que tardó el Real Madrid en marcar el gol que le daba el título a los blancos. Fue Cristiano Ronaldo el que marcó ese tanto que valía una Liga a pase de Isco que aprovechó un error de Luis Hernández para ponerle un balón de oto al portugués que no falló ante Kameni. Ahí se acabó el misterio del campeón de esta campaña liguera. Poco importaba lo que hacía el Barça en el Camp Nou ya que ese 0-1 le daba a los blancos el título de manera definitiva. Un campeonato ansiado y muy buscado por un Real Madrid que ganó la última Liga en 2012, con Mourinho en el banquillo del Bernabéu.

[+] Así queda la clasificación de la Liga Santander

Un título basado en los goles de Cristiano en la recta final de este campeonato y por las paradas de un renacido Keylor Navas que en los últimos encuentros, los decisivos, ha vuelto a ser el salvador blanco. Lo fue ante el Atlético de Madrid en Champions y también en Vigo ante el Celta y en Málaga donde volvió a realizar auténticos paradones que evitaron los goles locales. Y es que el conjunto andaluz no bajó los brazos nunca, a pesar del gol tempranero del Real Madrid. Los de Míchel lo dieron todo para acabar con las sospechas de dejarse ganar por los blancos. De hecho, pusieron en muchos apuros a los de Zidane que tras el gol de Cristiano Ronaldo, dieron un paso atrás, buscando dormir el partido teniendo el balón, pero cometió muchos errores y con la banda de Danilo convertida en una autopista para la entrada de los de Míchel. Por ahí se desangraba un Madrid que poco a poco veía como el Málaga llegaba cada vez más y con mucho peligro al área blanca. Ahí apareció el ángel de Keylor para salvar a los suyos. Sandro tuvo el gol con una falta directa, pero se encontró con un paradón del de Costa Rica. El Madrid estaba a merced del Málaga que no atinaba a batir a Keylor. Los blancos reaccionaron a la contra con Isco llevando el peso de esos ataques rápidos. Si el Málaga se estrelló con Navas, el Madrid lo hizo contra Jameni que igualó al ‘tico’ a la hora de salvar a su equipo con paradas espectaculares. Con Keyklor y Kameni como protagonistas se llegó al descanso, lo que supuso un alivio para los blancos que lo estaban pasando mal y con Cristiano pidiéndole a Zidane que ordenara adelantar al equipo.

LaLiga: Málaga- Real Madrid, en imágenes

Sentencia Benzema

El alivio blanco duró el tiempo del descanso porque la segunda mitad comenzó con el mismo panorama del final de la primera. El Málaga buscaba el empate ante un Real Madrid que no reaccionaba. No le funcionaban las pocas contras que hacía, pero sí que lo hizo un saque de esquina. Kameni paró de manera espectacular el remate de Sergio Ramos, su rechace dio en Varane y el balón le fue a Benzema que marcó el 0-2 en el minuto 55. Un gol que sentenciaba la Liga y que fue muy protestado por el Málaga que reclamó fuera de juego de Benzema que sí que estaba. El árbitro dio validez al tanto a pesar de las protestas de los jugadores del Míchel,

Ese gol fue celebrado por todo lo alto por el banquillo blanco y los aficionados del Madrid desplazados a Málaga. No era para menos porque significaba conquistar la Liga. Ese 0-2 llevó tranquilidad a las filas blancas mientras el Málaga no se vino abajo y fue con más ahínco a por el gol. El Madrid, con más espacios, llegaba más al área de Kameni, pero el meta local lo paró todo y cuando no lo hacía, los blancos estaban en fuera de juego, como Benzema. Zidane, visto el título ya en el saco, quitó a Isco para que La Rosaleda entera le homenajeara.

Los de Míchel lo intentaron hasta el final, pero entre Keylor y el larguero evitaron que el Málaga marcara un gol que había merecido de sobras. Con el Málaga volcado en el área del Real Madrid acabó el partido. Los blancos celebraron el título en el césped de La Rosaleda con los aficionados madridistas que estaban en la grada. Es la Liga número 33 del Real Madrid, cinco años después. Un campeonato que se había conseguido en una auténtica obsesión para el madridismo y, sobre todo, para el club blanco que se había puesto esta Liga como el gran objetico de la temporada.

Loading...