Inicio Deportes El Real Madrid y su idilio con sombras con la Supercopa de...

El Real Madrid y su idilio con sombras con la Supercopa de Europa

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) –

El Real Madrid disputa este miércoles (21.00 horas) la Supercopa de Europa, por su condición de vigente campeón de la Liga de Campeones, ante el Eintracht, actual vencedor de la Liga Europa, por lo que el conjunto merengue buscará erigirse supercampeón del continente, algo que ya ha conseguido en cuatro ocasiones, aunque no levanta el trofeo desde 2017.

Pero, ¿cómo ha sido el camino del equipo madridista en este torneo? ¿Cuántas finales de Supercopa ha disputado? ¿Cuántas ha ganado y cuántas ha perdido?

1998. Real Madrid – Chelsea. Victoria para los ingleses.

El equipo blanco alzaba la ‘Séptima’ en 1998 y lograba reconciliarse con la ‘Champions’ 32 años después de su último título. Esto permitió a los merengues disputar la Supercopa de Europa el 28 de agosto de ese mismo año, ante el Chelsea, campeón esa temporada de la Recopa de Europa. Pero el Real Madrid de Illgner, Roberto Carlos, Hierro, Seedorf, Redondo, Mijatovic, Raúl y compañía cayó derrotado ante los londinenses (0-1), con gol de Gustavo Poyet.

2000. Real Madrid – Galatasaray. A la segunda no fue la vencida.

El Real Madrid tenía una nueva oportunidad de proclamarse por primera vez en su historia supercampeón de Europa, pero a la segunda tampoco fue la vencida. El Galatasaray, que venció al Arsenal en la final de la Copa de la UEFA de ese curso, también superó al conjunto merengue (1-2) gracias a dos tantos de Mário Jardel. Los madridistas, dirigidos por Del Bosque y con Figo, Guti, Raúl o Makélélé en el campo, vieron de nuevo truncado su deseo por un tanto en la prórroga de los turcos.

2002. Real Madrid – Feyenoord. A la tercera sí va la vencida.

El Real Madrid tuvo que esperar hasta 2002 para levantar su primera Supercopa de Europa, después de proclamarse campeón de Europa por novena vez esa temporada en la histórica final de Glasgow con el gol de volea de Zidane. Los blancos vencieron al Feyenoord neerlandés (3-1) con los goles de Roberto Carlos, Guti y Paauwe, en propia meta.

2014. Real Madrid – Sevilla. Ancelotti alza su primera Supercopa.

Tras la consecución de la tan ansiada décima Copa de Europa en 2014, el Real Madrid volvía a disputar la Supercopa de Europa 12 años después. Cristiano Ronaldo decidió el encuentro ante el Sevilla con un doblete para poner el 2-0 definitivo, en un partido que rozó la perfección de los de Ancelotti, que levantaba su primer título de supercampeón del continente. En el encuentro debutó Kroos, todavía clave en el Madrid y para Anceleotti en su segunda etapa en el banquillo.

2016. Real Madrid – Sevilla. Épica para levantar de nuevo el trofeo.

El conjunto blanco venía de ganar la final de la ‘Champions’ al Atlético de Madrid en Milán en un partido muy igualada de infarto y en la Supercopa de Europa el guión fue muy parecido. El Sevilla dio la vuelta al golazo tempranero de Marco Asensio, que conectó un disparo sensacional, con dos tantos de Franco Vázquez y Konoplyanka. Sin embargo, los hispalenses no contaron con la épica característica madridista, y Sergio Ramos obligó a que el partido fuera a la prórroga con un cabezazo en el área pequeña. A partir de ahí, dominio blanco que culminó en el 119′ Carvajal para poner el 3-2.

2017. Real Madrid – Manchester United. Segunda consecutiva.

El vencedor de las tres ‘Champions’ consecutivas hizo lo propio en la Supercopa de Europa, y en 2018 revalidó el título de supercampeón del continente. En esta ocasión la víctima fue el United de Mourinho, al que los pupilos de Zidane doblegaron con los goles de Casemiro e Isco. Era la quinta final que disputaban los blancos bajo la batuta del técnico francés, que hasta ese momento siguió sin fallar en los momentos clave y sumó un nuevo trofeo a las vitrinas blancas.

2018. Real Madrid – Atlético. Último precedente con mal sabor de boca.

El conjunto madridista afrontaba la era ‘post-Zidane’ y ‘post-Cristiano Ronaldo’, ahora con Julen Lopetegui en el banquillo y sin un referente claro. Quizá los blancos pagaron esto y en la Supercopa de Europa, esta vez ante el Atlético, los rojiblancos se vengaron de las dos finales europeas perdidas, venciendo (2-4) en un duelo que necesitó de la prórroga. El Real Madrid siempre fue detrás en el marcador y los tantos de Benzema y Ramos no superaron al doblete de Costa y los goles de Koke y Saúl en el tiempo extra.

Publicidad