España no puede con Inglaterra en otro fallido asalto al Mundial Sub-17

Publicado 28/10/2017 18:50:21CET

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) –

La selección española Sub-17 ha perdido (5-2) contra Inglaterra en la final del Mundial Sub-17, que se ha disputado en India, al no poder controlar la ventaja conseguida en la primera parte y verse superada por la intensidad de los británicos, por lo que sigue sin poder proclamarse campeona del mundo de la categoría.

España e Inglaterra reeditaban la final del Europeo del pasado mes de mayo en Croacia, donde el combinado nacional se impuso en la tanda de penaltis tras empatar el encuentro durante la prórroga. Esta vez el escenario era Calcuta, en India, y los chicos de Santiago Denia no pudieron alzarse con la victoria, en la cuarta final de España en el Mundial Sub-17, el único título que falta en el palmarés de la selección, a pesar de coger ventaja en el marcador con un doblete del canterano del Barça Sergio Gómez.

La selección inglesa empezó el encuentro con mucha intensidad y fruto de ello llegaron las primeras ocasiones del partido, donde el guardameta español tuvo que emplearse a fondo para evitar que los ingleses se adelantaran, sobre todo en el primer minuto, cuando evitó un gol cantado con una espectacular intervención.

España debía intentar hacerse con el control del balón y combinar para asentar el frenético comienzo de sus rivales. Y así fue. Tras una buena combinación de los nacionales, César Gelabert luchó con los centrales y el balón quedó suelto en el área, donde apareció Sergio Gómez para tocar levemente y hacer el primero. Y los mismos protagonistas participaron en el segundo. Gelabert hizo un gran movimiento dentro del área para asistir a Sergio Gómez que empaló un potente disparo con la zurda.

Pero el alto ritmo del partido no cesó y los británicos rondaron la portería de Álvaro Fernández hasta en 15 ocasiones para acabar recortando distancias justo antes del descanso por medio del ‘pichichi’ del torneo Rhian Brewster, cabeceando entre los centrales, en la jugada posterior a un disparo al palo de Hudson Odoi.

Tras una primera parte de infarto, los ‘Tres Leones’ siguieron merodeando el área de España en la reanudación. Tal es así que Gibbs-White igualó tablas a los pocos minutos y 10 más tarde fue Phil Foden el que le dio la vuelta al luminoso marcando a placer. A pesar del varapalo, España no le perdió la cara al partido y pudo igualar el encuentro en varias ocasiones pero una falta lateral y una contra en los últimos minutos, la aprovecharon los ingleses para hacer el cuarto y quinto y proclamarse campeones del mundo por primera vez.

Loading...