Inicio Deportes Fernando Alonso y un nuevo reto en su carrera

Fernando Alonso y un nuevo reto en su carrera

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) –

Fernando Alonso sorprendió este lunes anunciando su fichaje por la escudería Aston Martin a partir de la próxima temporada, la sexta escudería para el asturiano en su longeva carrera. A continuación, repasamos sus movimientos y cómo le fue en cada uno de sus equipos.

1. Minardi. El piloto español llegó a la Fórmula 1 de la mano de Minardi, aunque ya era propiedad de Renault. Disputó en el 2001 su primera temporada, siendo el tercer piloto más joven de la historia en debutar. En ella, a pesar de no lograr puntuar, fue mejor que sus dos compañeros y llegó a superar en carrera a los pilotos de Renault, lo que le hizo ganarse un ‘ascenso’ a la escudería francesa.

2. Renault. Se incorporó en 2002, aunque el primer año fue el tercer piloto, por detrás de Jarno Trulli y Jenson Button. Al año siguiente fue su primera temporada completa en la escudería francesa, en la que fue la gran revelación, ganando una carrera en Hungría y subiendo al podio cuatro veces. El año 2004 fue todavía mejor, con unos resultados mucho más consistentes, finalizó cuarto en el Mundial.

En 2005 y 2006 fue su gran explosión con Renault. Ganó los dos títulos mundiales de manera consecutiva, ganando 14 carreras en ese tiempo y rompiendo la hegemonía de Michael Schumacher. A sus 25 años, Fernando Alonso era bicampeón del mundo de Fórmula 1 y tenía tiempo por delante para convertirse en una leyenda de este deporte.

3. McLaren. Pero tras su segundo título con el equipo francés decidió fichar por McLaren, que hacía una gran apuesta para intentar volver a ganar un Mundial que no habían conseguido en el siglo XXI y que le puso como compañero a un jovencísimo y debutante Lewis Hamilton, que demostró que quería ser el número ‘2’. 2007 fue un año muy complicado y muy convulso en lo extradeportivo, personificado en el conocido incidente en la calificación de Hungría.

A pesar de tener el mejor coche, las peleas entre los dos pilotos y las disputas internas provocaron que perdieran el título por un solo punto en la última carrera ante Kimi Raikkonen a pesar de que tanto el piloto español como el británico habían ido por delante toda la campaña. El ovetense cedió su corona y acabó tercero.

4. Renault. Tras lo sucedido, Fernando Alonso rescindió su contrato y regresó a su antiguo equipo, cuyo rendimiento había caído en la temporada que él no estuvo. Con un monoplaza que no estaba diseñado para ganar carreras, el asturiano llegó a vencer en dos Grandes Premios en su primer año y en las dos temporadas que estuvo pisó el podio.

Sin embargo, su primera victoria, en 2008 en Singapur, hubo una investigación posterior para aclarar qué había sucedido con su compañero Nelson Piquet Jr en el accidente que le había favorecido y que se determinó que había sido ordenado. Alonso no fue sancionado, pero sí Pat Symonds y, sobre todo, un Flavio Briatore, suspendido de por vida, aunque posteriormente la justicia le levantó este castigo.

5. Ferrari. En 2010, la mítica escudería italiana le fichó tras la retirada de Raikkonen con la intención de volver a ganar el Mundial en plena eclosión de Red Bull. Alonso demostró nada más su nivel y llegó a la última carrera liderando el campeonato, pero un error de estrategia en la cita final de Abu Dabi le dio al alemán Sebastian Vettel su primer título de manera agónica.

Los años siguientes en la escudería italiana no fueron mejores. En todos ellos, salvo en 2011 y 2014, peleó el título hasta el final, pero lo único que terminó consiguiendo en cuatro años en la ‘Scuderia’ fueron tres subcampeonatos del mundo que terminaron por desgastar mucho al asturiano. En 2012 volvió a quedarse a las puertas en la última carrera, tras una agitada carrera en Brasil donde terminó segundo y lo evitó una épica remontada de Vettel.

6. McLaren. Cerrada su etapa en Ferrari, regresó a McLaren, muy cambiado desde su primera etapa y que iniciaba una ilusionante etapa con Honda, cuyo motor nunca llegó a dar el rendimiento esperado. El asturiano tocó fondo en su primera temporada, quedando decimoséptimo en el Mundial, la peor posición de su carrera deportiva. Además, a su llegada al equipo británico, sufrió quizá el peor accidente de su trayectoria en los test de Montmeló e incluso se perdió su debut en Australia 2015.

Las cuatro temporadas fueron un suplicio. Alonso abandonó 29 veces en su segunda estancia con los de Woking, más de un Mundial entero perdido por diferentes problemas en su coche y en total sumó 132 puntos, con cuatro quintos puestos como mejor actuación. Tras esta negra etapa, optó por apartarse temporalmente de la competición, participando en otras carreras como las 24 horas de Le Mans, las 500 millas de Indianápolis o el Rally Dakar, aunque desde el año 2017 ya alternaba la Fórmula 1 con otras competiciones de velocidad aprovechando la implicación de McLaren.

7. Alpine. En 2021 y después de dos años ausente, Fernando Alonso regresó por todo lo alto a la Fórmula 1 con Alpine, la nueva marca de Renault. El asturiano pudo volver a disfrutar de un coche que era fiable, aunque su rendimiento le daba para luchar por los puntos. De todos modos, siguió demostrando su pilotaje y experiencia, y en Catar fue capaz de a subirse al podio en tercera posición, siete años después de la última vez.

Bajo un lema como ‘El Plan’ y gracias a la entrada de la nueva normativa, el ovetense era optimista, sobre todo de cara a 2023. Este año hubo paso adelante, pero no le ha acompañado la suerte en el inicio de campaña y marcha décimo.

Publicidad