Atlético de Madrid: Regates a la sanción

Diego Costa, en el ensayo del martes de la selección.Diego Costa, en el ensayo del martes de la selección.

El Atlético no puede inscribir jugadores en esta ventana de mercado. Eso está claro, pero el club rojiblanco se afana estos días para acometer las incorporaciones necesarias y poder contar con los futbolistas el próximo mes de enero, cuando sí estará en disposición de dar de alta sus fichas tanto en la Liga como en la Champions (en Europa, eso sí, con un máximo de tres novedades y un tope de 25 fichas).

Cada uno de los casos que estudian en el Vicente Calderón es un mundo y tiene entidad propia. Ninguno es igual que el de al lado, por eso deben ser estudiados pormenorizadamente y de forma individual.

El caso de Sandro es, tal vez, el más sencillo de afrontar para el Atlético, ya que en La Rosaleda estarían encantados de contar con el canario hasta el mes de enero, lo cual facilita la situación. Podrían solucionarlo con un acuerdo privado entre ambos clubes que termine con Sandro de rojiblanco en enero. Para ello se depositaría la cláusula ahora en una cuenta y el Málaga la podría cobrar en 2018. Además, en este caso no existe la complicación añadida por la participación europea.

Esa problemática sí que existe en los casos de Vitolo y Diego Costa. De hecho, es uno de los grandes inconvenientes. El Atlético debe evitar que los jugadores que vayan a recalar en el club en enero hayan participado ya en la fase de grupos de la Champions, con lo que el canario no puede permanecer en el Pizjuán hasta el mercado invernal ni el hispano-brasileño en Stamford Bridge. Así pues, la solución pasa por un equipo puente (Las Palmas sería el elegido en el caso de Vitolo), pero los rojiblancos necesitan que la cesión la realice el Sevilla o el Chelsea antes de que comience la competición, ya que el jugador no puede pertenecer a tres clubes durante la misma campaña. Lógicamente, Sevilla y Chelsea no parecen por la labor de facilitar las salidas, con lo que esta operación le saldría cara a los dirigentes del Calderón, ya que deberían abonar una contraprestación extra para hacerse con sus servicios.

El cuarto caso particular sería el de Lacazette. El francés ya ha confesado que no descarta pasar seis meses sin jugar, pero no sería la fórmula idónea. Así pues, y tal como aseguraba Aulas, presidente del Lyon, al Atlético le toca ser creativo para firmar al delantero. La opción pasaría, como en el caso de Sandro, por mantener a Lacazette en el Olympique hasta enero, ya que el conjunto lyonnais no participa en la Champions y por ahí no habría problema alguno. Sin embargo, la entidad gala cotiza en bolsa, con lo que cualquier operación económica debe ser notificada inmediatamente, algo que complicaría los plazos, ya que el Lyon no cobraría el traspaso hasta el mes de enero.

En todos los casos, cierto es, aparece una opción extra que es la de utilizar un fondo de inversión que se haga con los derechos del jugador y lo envíe a un club puente. De esta forma se evitaría que el futbolista tuviera ficha en tres equipos la misma temporada.

Loading...