El Barcelona quiere olvidar la eliminación en la Champions ganando en el Bernabéu

Luis Enrique: «Ahora viene un partido clave contra un rival directo y que nos puede meter de nuevo en la Liga»

El vestuario del Barcelona estaba desilusionado tras la eliminación europea, como demostraron las lágrimas de Neymar nada más acabar el encuentro. Luis Enrique se mostró satisfecho con la actitud de sus futbolistas y lamentó el resultado final. El Barcelona fue incapaz de anotar un solo gol en los dos partidos ante la Juventus. «Éramos dos equipos jugando al ataque y ha habido ocasiones para que se abriera el marcador pero no ha podido ser. Me quedo con la actitud de los jugadores y de la afición y ni siquiera hemos podido ganar el partido, que hubiera sido lo más justo», empezó explicando el entrenador azulgrana. «Una primera parte muy pobre en Turín nos ha echado de la Champions. Me acordaré durante mucho tiempo, la recordaré durante los siglos de los siglos. Me encanta formar parte de un club tan ambicioso y con unos jugadores que siempre lo quieren ganar todo», añadió.

El asturiano lamentó la falta de gol de su equipo: «La Juve sabe defenderse y gestionar el balón pero un gol nos hubiera dado mucha vida. Hemos creado ocasiones como para haberlo hecho y el partido habría entrado en otra dinámica. Hemos tenido fe hasta el final pero no ha podido ser». Y aseguró que ahora el objetivo no es otro que la conquista del Bernabéu: «Luchar es una de las características de este equipo, que está hecho para competir y afrontar retos. Nos duele quedar apeados de una competición que es muy bonita para todos pero ahora viene un partido clave en la Liga contra un rival directo y que nos puede dar la oportunidad de meternos de nuevo en el campeonato». En este sentido, aseguró que no será complicado a sus jugadores tras la eliminación: «Levantarse después de una derrota de este tipo es difícil pero tenemos el mejor estímulo para un culé, que es visitar el campo del eterno rival. Será difícil y un ambiente especial, pero para nosotros un estímulo grande».

Finalmente tuvo palabras de agradecimiento para el público: «Hemos recibido un homenaje porque este equipo asume los retos, dice que va a por todos los títulos a cara descubierta». Y descartó estar atravesando una semana complicada: «Soy un luchador y un tío especialmente preparado para las adversidades. Me va la marcha, el ritmo y la dificultad. Esta semana saca lo mejor de mí. Me siento más cómodo cuando las cosas se tuercen y hay que rebelarse. Tengo genética asturiana, como Pelayo. Me siento más cómodo en las semanas en las que hay guerra».

Gerard Piqué fue uno de los primeros jugadores en dar la cara y explicar las sensaciones del vestuario. El central destacó la actitud del público, deseó suerte a la Juventus y se mostró esperanzado en ganar el domingo al Real Madrid. «Pocas veces he visto el Camp Nou así, algo que me llena de orgullo a pesar de haber perdido. La Juventus es un gran equipo. Han sido mejores en el cómputo de los dos partidos y se han merecido pasar. Les deseo lo mejor porque creo que pueden ganar el titulo. Al final, remontar se nos ha hecho una montaña, ha sido muy difícil», empezó asegurando. Piqué explicó la dificultad: «Son italianos y son especialistas en defender bien. Hoy lo han demostrado». Y se refirió al clásico del próximo domingo: «Somos humanos y esta eliminación algo nos va a afectar pero hay que tratar que afecte lo menos posible. Ahora viene un gran partido, el Bernabéu es un estadio que en los últimos años se nos ha dado bien y creo que podemos ganar».

Andrés Iniesta quiso pasar página y aseguró que lo mejor que puede pasar es volver a jugar un partido. «Hay que levantarse de este golpe. Podemos ganar la Liga y eso pasa por ganar en el Bernabéu», aseguró. El capitán explicó que «la Juve es uno de los grandes equipos defensivos. Tienen la portería muy bien cubierta. El 3-0 era muy difícil. En el campo de la Juve pudimos marcar y eso hubiese cambiado la eliminatoria. Lo hemos intentado hasta el final. Hemos creado ocasiones pero no hemos sido efectivos y eso penaliza mucho».

Sergi Roberto, que aseguró que «no tengo nada que comentar sobre el arbitraje», lamentó: «Nos ha faltado marcar el primer gol». Y se mostró agradecido con el apoyo del público: «Hay que dar las gracias a la afición. Esperemos que nos apoye en los partidos que quedan». Finalmente reconoció que «con el resultado de la ida estaba muy difícil. No marcamos en la ida pero lo hemos intentado hasta el final».

También explicó sus sensaciones Robert Fernández. «Quiero felicitar al equipo. Ha hecho un esfuerzo titánico. Un gol nos hubiera dado más fuerza. El público ha estado al lado del equipo desde el primer minuto hasta el final. Nos tenemos que sentir muy orgullosos tanto de los jugadores como del público», explicó el secretario técnico, que cree que ahora «hay que recuperar anímicamente a los jugadores porque viene un partido muy importante ante el Madrid y también tenemos la final de Copa».

Allegri, muy feliz pero cauto

Massimiliano Allegri era la otra cara de la moneda. «Teníamos que gestionar el partido como lo hicimos. Tuvimos ocasiones favorables al principio y luego era normal que tuviéramos que sufrir contra el Barça en el Camp Nou, donde la velocidad es vertiginosa. Tenemos un margen de mejora respecto a este partido. Hemos llegado a semifinales pero aún no hemos hecho nada. A ver quién nos toca el viernes», explicó el entrenador de la Juventus. «Quiero felicitar a mis jugadores por lo que se ha hecho y lo que está haciendo esta temporada. Hicimos una gran eliminatoria ante un gran oponente, pero esto es solo un paso adelante, el camino a la final es todavía largo. Vamos a disfrutar el momento y pensar en la liga, el domingo hay un importante partido contra el Génova», añadió.

Dani Alves aseguró estar viviendo sentimientos encontrados. «Estoy feliz por mi equipo y mis compañeros pero tengo un sabor medio agridulce por volver aquí. Es una sensación rara, ves a tus amigos tristes, duele mucho, pero eso es la profesión», explicó. Y añadió: «Eso funciona así, infelizmente nos hemos tenido que enfrentar, yo no quería por temor. Los sentimientos hay que dejarlos fuera, pero la sensación es lo que queda. Es un aprendizaje para seguir mejorando, hay que intentar levantarse del golpe. El objetivo está muy cerca, todos los equipos que han llegado hasta aquí han merecido estar aquí. Independientemente de quien toque, tenemos que prepararlo bien».

Leonardo Bonucci resumió la eliminatoria: «Sabíamos que iban a venir a presionar arriba y que dejarían espacios atrás. Nos fue bien gracias al gran trabajo de Mandzukic y Cuadrado. Ha sido una gran prueba de madurez, de la humildad y el sacrificio. Marcamos tres goles en el partido de ida y no hemos sufrido en el Camp Nou, es algo excepcional, un gran equipo. Queremos la final de Cardiff». Y Paulo Dybala destacó: «No es fácil no encajar ni un gol contra este Barcelona en dos partidos. En el sorteo no tenemos ninguna preferencia. En cuartos no queríamos al Barça y nos tocó. Estamos muy contentos por el pase. Hemos sido muy sólidos. No he hablado con Messi, solo nos hemos saludado».

Loading...