Inicio Fútbol Barça Messidependencia

Messidependencia

El Barcelona no puede vivir sin Leo Messi. No importa que el club culé se haya gastado más de 300 millones en estrellas como Coutinho o Dembelé pero a la hora de la verdad sigue siendo el argentino el que saca las castañas del fuego. Y es que ante el Sevilla se volvió a demostrar que el equipo de Valverde es otro muy distinto si no está su máxima estrella sobre el terreno de juego. Algo que habla muy bien del ’10’ y mal del resto de sus compañeros.

Y es que Leo Messi lo volvió a hacer. Esta vez en Sevilla. Después de sembrar la sospecha tras perderse el partido amistoso ante España, el entrenador del Barcelona recurrió a él a la hora de partido cuando el Barcelona estaba 2-0 por debajo en el marcador y todo hacía indicar que el líder iba a hincar la rodilla por primera vez en lo que va de temporada. Y claro, Leo Messi no decepcionó y rescató a su equipo que fue otro cuando su estrella se plantó sobre el terreno de juego.

Así que todo acabó con un gol de Messi para hacer el empate a dos a un minuto para la conclusión del partido y rescatando al Barcelona que sigue invicto en la competición yendo de cabeza al título liguero. Lo sucedido en Sevilla fue una prueba más de la alta dependencia que tiene el conjunto culé del argentino. Esto se puede entender debido a las altas cualidades del ’10’ pero se comprende algo menos cuando se habla de un club de la magnitud del Barcelona y de su gran elenco de estrellas al margen de Leo.

Dos tropiezos sin él en el once

Los números demuestran que el Barcelona no es el mismo sin Leo Messi sobre el campo, sin importar el rival que esté en frente. Y es que en los dos partidos que no ha sido titular en lo que va de Liga, el Barcelona no ha sido capaz de ganar. Esto sucedió de forma concreta en el 1-1 ante el Espanyol donde sólo disputó media hora y el pasado sábado ante el Sevilla, donde tuvo que evitar la derrota de su equipo tras entrar al campo en el minuto 60 de partido, como en Cornellá.

Pero en Champions esto también ha pasado ya que el Barcelona tampoco fue capaz de ganar a la Juventus en fase de grupos sin él formando parte del equipo titular (se empató a cero y el argentino jugó 34 minutos). Las únicas dos veces que el conjunto culé ha podido ganar sin contar con la presencia del ’10’ ha sido en Europa ante el Sporting de Portugal, cuando entró al campo a falta de media hora cuando su equipo mandaba 1-0 en el marcador y ante el Málaga en La Rosaleda, cuando se perdió el duelo por su tercera paternidad.