Neymar habla en el campo

El balón fue el megáfono que utilizó Neymar para mandar mensajes a todo el mundo. Del brasileño se ha dicho que tiene pie y medio fuera del Barça, que ya ha aceptado la oferta del PSG y que su padre ha sido cubierto de oro. Pero ni una palabra se le ha escuchado al futbolista, que aprovechó el primer partido de la pretemporada para aclarar las cosas y liderar el triunfo azulgrana ante la Juventus con dos grandes goles.

La implicación de Neymar en el estreno de Valverde como técnico debe servir para tranquilizar al aficionado culé, para recordar a la directiva de la joya que tiene y, por qué no, para subrayar al PSG que los 222 millones de euros de su cláusula no son tantos como parecen. El despliegue del brasileño en el magnífico MetLife Stadium fue de los que hacen época, más propio de un duelo oficial que del primer amistoso del verano.

El brasileño anotó dos golazos en los 45 minutos que estuvo sobre el césped

Lichtsteiner fue el que más sufrió los alaridos de Neymar, desquiciado el suizo ante los regates del brasileño, que no se cansó de buscar su espalda. Su mejor socio, para variar, fue Leo Messi, con algo menos de chispa que su compañero, pero también muy activo. Destacar también la aportación de Sergi Samper como organizador, muy participativo el canterano, que se puede convertir en el fichaje del verano cuando nadie, o casi nadie, contaba con él.

El Barça puso en liza dos onces completamente distintos antes y después del descanso, así que sacar demasiadas conclusiones de las ideas que intenta introducir Valverde resultaría arriesgado. Lo cierto es que el conjunto azulgrana fue de lo más reconocible, con un dibujo muy similar al de los últimos años, salvo pequeños retoques que deben confirmarse aún para ser tenidos en cuenta.

Leo Messi intenta superar a Lichtsteiner Leo Messi intenta superar a Lichtsteiner (Mike Segar / Reuters)

El conjunto azulgrana fue muy superior a la Juventus, su verdugo en la última Champions, y tardó menos de un cuarto de hora en anotar un gol, cosa que no logró en los 180 minutos de la eliminatoria europea. Fue Neymar el encargado de firmar el primer tanto azulgrana del verano, batiendo a Buffon después de conectar con Alcácer.

El brasileño continuó elevando su caché poco después ante el rendido público norteamericano. Lo hizo con una jugada de museo, driblando a cuantos defensas juventinos se le pusieron por delante y anotando el segundo, para jolgorio de la grada. Algunos tuvieron que usar tapones porque el megáfono estaba sonando demasiado fuerte.

Semedo debutó en la segunda parte

Tras el descanso, llegaron los cambios y también el debut de Semedo con la camiseta del Barça, que a su vez supuso el regreso de Sergi Roberto al centro del campo. El portugués no tuvo reparos en cruzar el centro del campo y ayudar en la creación, mientras que en tareas de contención no afrontó demasiados retos.

Allegri no hizo tantos cambios como Valverde y mantuvo casi el mismo bloque al inicio de la segunda parte, lo que se dejó notar en el juego. Mientras el Barça intentaba asentarse de nuevo sobre el césped, los blanquinegros aprovecharon para intentar deshacerse del dominio azulgrana y acercarse un poco más a Ortolà de lo que habían hecho con Cillessen. Lo hizo Dybala, pero el joven portero azulgrana reaccionó muy bien. Nada pudo hacer en la jugada posterior, cuando Chiellini recortó de cabeza tras rematar un córner, en una jugada idéntica a la que tuvo lugar en Champions. Parece que el Barça no aprende de sus propios errores.

Leo Messi y Neymar, estrellas del Barcelona Leo Messi y Neymar, estrellas del Barcelona (Jason Szenes / EFE)

La porfía de la Juve en pos del empate en los últimos no tuvo premio. A Higuaín le falló la puntería y el Barça decidió alargar más sus posesiones hasta el final, recuperando el mando del encuentro. Los primeros trazos azulgranas de Valverde ya están dados, ahora habrá que esperar un poco más para saber qué dibujan. De momento, lo único dibujado es el escudo del Barça en el pecho de Neymar.

Loading...