Lopera y Oliver firman y el Betis, al fin, volverá a los béticos

La noticia más esperada por el beticismo en los últimos años ya es una realidad. Manuel Ruiz de Lopera, Luis Oliver, el vicepresidente del Betis López Catalán y las plataformas Por Nuestro Betis y Liga de Juristas Béticos han suscrito esta tarde-noche en la notaría Lledó y Seda de la calle Tetúan, en pleno centro de Sevilla, un acuerdo que pone fin a casi una década de judicialización en torno al Betis.

El pacto, negociado durante meses, contempla que el 51,34% de acciones de la entidad, suscritas por FARUSA en 1992 durante la conversión en S.A.D. y que actualmente aparecen tituladas a nombre de Bitton Sport, pasen a ser propiedad del club para que, posteriormente, las ponga a la venta entre los abonados y accionistas béticos desde 120 euros por título en varias fases.

A cambio, Lopera percibirá 8,8 millones de euros, mientras que Oliver ingresará 6,5 millones. Además, tanto el Betis como las plataformas firmantes desistirán de los procedimientos judiciales abiertos contra ambos tanto en el Juzgado de lo Penal como en el Mercantil. Sí continuará como acusación particular la plataforma Béticos por el Villamarín, liderada por Hugo Galera, que ha decidido no participar en el acuerdo.

Atomización de las acciones

Este pacto supone el final de los conflictos accionariales y judiciales en los que el Betis se ha visto inmerso en los últimos años. Así, en cuanto sea refrendado por una Junta Extraordinaria de Accionistas que se convocará en próximas fechas, la entidad pondrá en marcha el proceso de venta de ese 51,34% de acciones en busca de la mayor atomización posible y con las condiciones estipuladas en el acuerdo.

La firma marca un antes y un después en la historia verdiblanca, ligada desde hace un cuarto de siglo a Ruiz de Lopera y sus empresas, con un breve impasse en el que Luis Oliver y Bitton Sport gobernaron el club antes de que la juez Mercedes Alaya lo interviniera y designara un administrador judicial. El acuerdo, impulsado por Ángel Haro y José Miguel López Catalán, pretende devolver la normalidad institucional al club para que ninguna circunstancia judicial o accionarial se interponga en su crecimiento deportivo.

Loading...