Calavera, en la rampa de salida

Jordi Calavera tiene muchas opciones de abandonar el Eibar en las próximas semanas. El hecho de que el defensa catalán no haya participado en ninguno de los cuatro encuentros que el Eibar ha disputado durante su stage en Kössen en un indicativo de la complicada situación que atraviesa.

José Luis Mendilibar debe realizar dos descartes antes del arranque del campeonato liguero y Calavera cuenta con bastantes boletos para ser uno de ellos. Al técnico de Zaldibar le gustan las plantillas cortas, con dos futbolistas por puesto, y precisamente en el lateral derecho dispone de tres efectivos.

Capa y Arbilla partían con clara ventaja en el inicio de la pretemporada y todo apunta a que seguirán siendo los inquilinos del carril derecho de la zaga. La excelente campaña de Calavera en el Lugo avalaba su regreso a Ipurua, pero todo parece indicar que el catalán deberá hacer las maletas.

Habrá que ver si el Eibar apuesta por una nueva cesión a la Liga Adelante, donde no le van a faltar pretendientes, o bien decide deshacerse del lateral derecho mediante un traspaso. Lo ideal es que la situación de Calavera se dilucide pronto. La decisión de Mendilibar es inminente y no tardará en hacerse pública. El futuro de Unai Elgezabal es otro de los asuntos sobre los que se deberá pronunciar el técnico vasco.

Loading...