Conjura para decidir la Liga

Los hombres de Zidane se han reunido para superar el desgaste de la Champions y hacer un esfuerzo sobrehumano que sentencie el título

Los futbolistas del Real Madrid se han conjurado en su semana decisiva. Ramos, Cristiano, Marcelo, el lesionado Pepe, todos han hablado con la plantilla para atacar la Liga este domingo y sentenciarla.

Asensio, Bale e Isco pujan por un puesto en el clásico del Bernabéu

El capitán y Modric han expuesto en diversas ocasiones que el Real Madrid no puede quedarse otro año sin título liguero y han pedido a sus compañeros que hagan un esfuerzo sobrehumano con el fin de vencer al Barcelona y conquistar ese campeonato que Modric, Kroos, Isco y otros futbolistas no han celebrado con el club blanco.

El dilema de Zidane es mantener el 4-4-2 con Isco o Asensio o volver al 4-3-3 con el galés

Hubo conjura en el vestuario. Saben que el domingo pagarán el desgaste físico de la Champions, con ciento veinte minutos de fútbol frente al Bayern, pero el Barcelona también llega al Bernabéu con ese hándicap.

Bale se ha incorporado a los entrenamientos con el grupo y trabaja a marchas forzadas para ser titular. Marco Asensio también puja por el puesto después de sus grandes partidos ante el Bayern. Isco es la tercera vía. El dilema de Zidane es repetir el 4-4-2 que presentó contra los alemanes o recuperar el 4-3-3 con Bale. El galés, de todos modos, llega justo al partido. Juegue quien juegue, los capitanes han pedido a todos sacrificio total para decidir la Liga