FC Barcelona: El Barça ya prepara los regalos de Navidad – Marca.com

La salida de Arda Turan es un objetivo

Puede haber fichajes, pero no de envergadura

Últimamente, al Barcelona le está costando materializar sus intenciones en el mercado de fichajes. Antes de la ventana veraniega, a finales de mayo, con la Copa del Rey como único botín posible de un curso que acabaría con la Duodécima del Madrid, los responsables de la planificación deportiva hicieron una división entre incorporaciones.

Por una parte, se habló de una lista de futbolistas “necesarios” formada por un lateral derecho (Semedo o Bellerín), un centrocampista bregador (con preferencia por Paulinho) y Gerard Deulofeu, por el que se pagaron 12 millones para repescarlo del Everton. Y por otro, se coincidió en la voluntad de traer un futbolista “ilusionante”. Verratti fue el elegido. No llegó.

El Barça pudo sólo cumplir la cuota “necesaria”. La “ilusionante” se atragantó por la férrea postura del PSG, que no sólo no quiso negociar por el medio italiano, sino que reventó los precios para llevarse a Neymar. Los esfuerzos del club azulgrana para retener al brasileño fueron baldíos. Así las cosas, con el bolsillo lleno y el mercado por las nubes, Bartomeu y compañía tuvieron que ir a por Dembélé, que llegó para ilusionar y a la vez para llenar el hueco en la delantera. Sin embargo, quedó trabajo por hacer. Coutinho fue imposible por la cerrazón del Liverpool y la llegada de un medio creativo del perfil Verratti no se pudo hacer por la superpoblación del equipo.

ARDA, HASTA 2020

La intención del club es solventar en el mercado de invierno algunos asuntos pendientes. El primero y básico es encontrarle salida, como cedido o traspasado, a Arda Turan, el único jugador que no cuenta para los técnicos. El turco pudo irse al Galatasaray sobre la bocina, pero declinó la oferta para agotar su contrato, que finaliza en 2020. Vermaelen tampoco quiere marcharse, pero en su caso sí que tiene el apoyo de Valverde.

Sin salidas, el Barça ve complicado que haya entradas en invierno. Sin embargo, los actores del mercado culé se dan tiempo hasta diciembre para valorar. Eso sí, coinciden en posponer una operación tan ambiciosa como la de Coutinho a la ventana estival.

YERRY MINA. El central colombiano lo tiene hecho con el Barça desde hace meses. Su precio, nueve millones de euros. En principio, la intención es mantenerlo en el Palmeiras hasta el próximo verano. Sólo si hay bajas en defensa (lesión grave o salida) se podría adelantar la adquisición del joven zaguero al mercado de invierno. Ahora mismo está lesionado.

MEDIO CREATIVO. El perfil Verratti se quedó sin cubrir en el mercado de verano. Los técnicos priorizaron la llegada de Paulinho Bezerra a la búsqueda de un interior de corte organizador. Seri, que estaba cerrado, se descartó a última hora por la superpoblación de la medular, cosa que sigue sin resolverse. También gusta Goretzka, del Schalke 04, que acaba contrato en junio.

FICHAJE ILUSIONANTE. Philippe Coutinho sigue en la órbita azulgrana. El mediapunta brasileño no pudo salir del Liverpool ni pidiendo el transfer request, pero aún mantiene la esperanza de jugar en el Camp Nou. Ahora bien, los gestores del Barça creen que será “muy complicado” firmar una operación de dicha magnitud en invierno. Además, Coutinho no podría jugar Champions.

@MARCATV

Loading...