Kike mantiene el ritmo de crucero

Kike García en uno de los partidos de la pretemporada.Kike García en uno de los partidos de la pretemporada.

La vida sigue igual para Kike García. El delantero ha regresado de las vacaciones tan bien como se marchó. En lo que va de verano ha exhibido el mismo idilio con el gol que le acompañó en el tramo final de la pasada temporada y que permitió al Eibar estar en la pelea por los puestos europeos hasta las últimas jornadas del campeonato.

El 17 es el máximo goleador del conjunto armero esta pretemporada, igualado con Sergi Enrich – con tres dianas-. Ambos se perfilan como la dupla atacante de José Luis Mendilibar en el arranque liguero. No hay motivos para cambiar. Ni la llegada de Charles ni la recuperación experimentada por Nano Mesa amenazan con poner fin a la sociedad que forman.

Kike tiró del carro este sábado en Torrelavega y fue uno de los más destacados del triunfo sobre el Oviedo. Suyo fue el único tanto del encuentro gracias a un penalti que él mismo provocó. Pudo marcar antes con un gran disparo desde la frontal, pero el poste lo impidió. Lo hizo todo bien y fue un incordio para la zaga ovetense.

De menos a más

Lejos quedan sus primeros meses como azulgrana, en los que estuvo muy cuestionado por un sector de Ipurua. No fue por falta de oportunidades, ya que Mendilibar le dio continuidad en la primera vuelta. Pero le tocó vivir en el momento más inoportuno una de esas rachas aciagas que todo delantero conoce.

Su explosión goleadora llegó después de una inactividad de dos meses por un esguince en el peroné. Desde entonces, ha mostrado su mejor cara y no ha parado de hacer goles. Da igual que sea en partidos oficiales o en amistosos. No levanta el pie del acelerador ni en los bolos veraniegos. Fue el mejor fichaje del Eibar en la segunda vuelta y ahora afronta su segunda temporada con unos galones que están justificados.

Loading...