Inicio Fútbol Barça La partida de póker entre Barça y Madrid por Neymar

La partida de póker entre Barça y Madrid por Neymar

¡Hagan juego, señores! Detrás de esta expresión se esconde una de las frases más repetidas de cualquier casino, en el que uno puede jugar, entre otras cosas, a la ruleta, el blackjack o al póker. Precisamente, una partida de póker libran dos equipos por un futbolista, Neymar, aficionado además a los juegos de póker. Dicho hobby lo practicaba regularmente vestido de azulgrana al lado de Gerard Piqué en las salas online gratuitamente, pero no en París por la legislación allí vigente. De hecho, llegó a ser embajador de un conocido casino online. Ahora, sobre la mesa se sientan el Barcelona y el Real Madrid como jugadores y pujan por él en un casino de nombre PSG. Al otro lado del tapete, Nasser Al-Khelaifi ejerce de crupier.

El verano de 2019 va a ser siempre recordado por una de las partidas de póker más mediáticas de siempre entre el Barça y el Madrid. Eternos rivales, han protagonizado batallas históricas de este tipo a lo largo de los años. La de Neymar recuerda mucho a la que en 1997 reunió a las dos partes sobre el salón de juego de la Sampdoria. Entonces, el bote, que ahora se conoce como Neymar, se llamaba Christian Karembeu, y recayó sobre el Madrid. Aquella puja tuvo repercusiones inmediatas sobre un Madrid que solo un año después levantaría su séptimo título de la Champions League, con Karembeu como parte importante en su consecución.

En esta mano, no obstante, da la sensación de que el Barça lleva mejores cartas, por mucho que Josep María Bartomeu, presidente del Barça, se esmere por poner cara de póker en la mesa a Florentino Pérez, presidente del Madrid, y al resto de invitados. No es menos cierto que Al-Khelaifi es el único que sabe qué cartas esconde Bartomeu. Su as podría ser incluir a Ousmane Dembélé en la operación y el compromiso de pagar los 170 millones de euros en dos plazos. ¿Y Florentino? El mandatario blanco tiene todavía las cartas bocabajo y podría ir de farol solo para subir la puja, porque las fichas altas se las ha gastado en Eden Hazard.

Añora Barcelona, el Barça y a Piqué

Camp Nou

De antemano, sí sabemos que PSG y Neymar quieren separar sus caminos. El delantero no se encuentra a gusto en Francia ni dentro ni fuera del campo. Sobre el césped no se le ve disfrutar del fútbol como en el Barça, mientras que fuera lleva una vida social menos activa que en la Ciudad Condal. Aficionado al casino online, se topó a su llegada a París con la dura realidad. En Francia no puede distraerse con los naipes como hacía en Barcelona por culpa de la legislación. Todo puede cambiar si toma un vuelo rumbo a Cataluña. Conoce la casa, el juego culé y comparte afición con Piqué. El central le espera con los brazos abiertos y, de momento, ha encontrado en Arturo Vidal a otra pareja con la que poner en práctica en los casinos físicos lo aprendido en el mundo virtual. Recientemente, ganaron medio millón de euros en un torneo de póker.

En el caso de Neymar, todas las cartas están sobre la mesa, pero puede que no sepamos lo que cada uno lleva hasta el próximo 2 de septiembre, fecha en que se cierra el mercado tanto en Francia como España.  

Publicidad