Real Madrid: Vinicius marca la hoja de ruta

Vinicius celebra un gol con el Flamengo.Vinicius celebra un gol con el Flamengo.

Neymar, Dembélé, incluso Lukaku… La inflación se ha asentado en el mercado futbolístico europeo, lo que conlleva un serio riesgo de burbuja. Una dinámica en la que el Madrid prefiere no intervenir salvo caso de necesidad perentoria.

Por el contrario, el club blanco sigue centrado en la detección precoz de talento. Una política con la que le ha ido muy bien en las últimas temporadas. El principal logro del Madrid en este sentido en los últimos años es el fichaje de Asensio por 3,5 millones de euros.

Lo del balear fue una ganga, y así se interpreta desde el club, consciente de que la creciente competencia también en este ámbito de la búsqueda de jóvenes promesas obliga a asumir riesgos. De hecho, al Madrid no le importó correrlos con la contratación de Vinicius Júnior, 16 años en el momento del acuerdo con el club blanco, a cambio de 45 millones de euros. Una inversión que puede ser desorbitada si el chico no cumple las expectativas o una ganga si se alcanzan los mejores augurios en cuanto a su progresión.

El caso Vinicius marca la pauta en el futuro deportivo del Madrid. Será la hoja de ruta a seguir en la planificación del club blanco, que trata así de adelantarse al resto de grandes tiburones del mercado continental. Algo que ya logró, por ejemplo, en el caso de Martin Odegaard, por el que también pugnaban clubes como el Barcelona o el Bayern de Múnich. El joven jugador noruego sigue puliéndose en las filas del Heerenveen holandés, donde busca alcanzar el punto justo de madurez que le permita probar su suerte en el primer equipo del Madrid.

Plan activo

El club sigue peinando el mercado en busca de jóvenes prodigios. En estos momentos, las posiciones que más interesa reforzar, sin prisa pero sin pausa, son la de defensa central y la de delantero centro. No es tarea fácil porque el caladero del Madrid ha dejado de ser España, ni siquiera Europa. Ahora mismo la labor de búsqueda del club blanco (y la de sus más directos competidores, conviene no olvidarlo) se expande por los cinco continentes. El Madrid es una marca global y también lo es su radio de mercado. Nunca se sabe dónde puede aparecer el próximo Vinicius, el próximo Odegaard. O lo que es mejor, el próximo Marco Asensio.

Loading...