Ferguson alucina con Cristiano, su hijo deportivo

Ferguson, el padre deportivo de Cristiano, el hombre que le fichó en 2003 para el Manchester United, manifestaba hace unos días que su hijo deportivo merecía el cuarto Balón de Oro. El sir inglés no tenía dudas respecto a quien debía ganar. Ayer se alegró al conocer el triunfo de su amigo, al que siempre ha admirado. «Su carrera ha sido fulgurante, cada vez dando un pase adelante», ha comentado a los allegados del portugués. «Nunca creí que pudiera progresar tanto». Lo dice porque le impresionan los 376 goles que el luso ha anotado vestido de blanco en 365 partidos.

Cristiano pidió a Ferguson en 2007 poder irse al Real Madrid. Lo hizo en 2009

Sin afirmarlo, el británico deja entrever que, de saberlo, no habría admitido el traspaso del delantero al Real Madrid en 2009. Aunque el inglés subraya que «siempre me dijo que su sueño era marchase un día al Real Madrid y teníamos que dejarle ir». Lo cuenta a los amigos comunes ahora y antes. Siempre. Se lo pidió en 2007. Vino al Real Madrid en 2009. «Cobrábamos un dinero muy importante». Noventa y seis millones de euros abonó Florentino Pérez, record mundial en una transferencia de jugadores. Verdad que no le impide destacar la evolución del chico a quien él fichó de jovencito en 2003: «Le enseñamos bien, pero él se ha entregado para ser cada vez mejor».

El error de Laporta

Ferguson le robó a Cristiano Ronaldo a Laporta. Pudo ser futbolista del Barcelona en 2003. Antes de que el portugués firmará por el club de Old Trafford, el entonces presidente azulgrana, Joan Laporta, estuvo cerca de contratarle. Pero decidió fichar a Ronaldinho, Márquez y Quaresma.

Laporta rechazó en 2003 fichar a Ronaldo por 17 millones. El United pagó 19 un mes después

El agente de Cristiano dirigía también las carreras de Márquez y Quaresma y se lo ofrecía a Laporta por 17 millones, dos millones menos de los que pidió al United. Laporta se equivocó. El Manchester pagó los 19 millones y acertó.

Loading...