La enrevesada excusa del árbitro para no expulsar a Ramos

Minuto 89 de la final entre el Real Madrid y el Kashima Antlers. Sergio Ramos comete una falta y evita así un posible contraataque del rival, lo cual podría ser merecedor de la segunda tarjeta amarilla para el central madridista. Eso hubiera a los blancos con un hombre menos para la prórroga. De hecho, el juez de la contienda, el zambiano Janny Sikazwe, llega a sacar de su bolsillo las tarjetas, pero finalmente no le muestra la amarilla a Ramos. Muchos interpretaron que el colegiado se había asustado y había decidido dar marcha atrás. Polémica al canto, pues la expulsión podría haber cambiado el rumbo de la final.

Sin embargo, Sikazwe ha dado una versión distinta de los hechos. En una entrevista a filgoal.com, asegura que todo el embrollo fue producto de una falta de comunicación con su auxiliar: «Me señaló la falta y me dijo por el auricular que “sin tarjeta”, pero yo le entendió que “tarjeta”», afirma.

Loading...