Real Madrid, la Liga como razón de ser

El madridismo se cuestiona, con la felicidad tranquila que otorgan los títulos de relevancia mundial, por qué su equipo conquista la Champions y no gana la Liga. Los aficionados se preguntan la razón por la cual el Real Madrid es campeón del mundo y sin embargo no manda en el fútbol español. El análisis deportivo de la casa blanca valora tres argumentos por los que el campeonato español se le resiste: la irregularidad de los grandes jugadores, el perjuicio de los partidos de las selecciones y la prioridad eterna que la empresa haconcedido a la Copa de Europa desde 1955.

El entrenador francés quiere cambiar la mentaliad y conseguir que las figuras jueguen cada jornada como una final, pues empatar es perder en la Liga

La institución reflexiona que la causa principal de esta dificultad para conquistar la Liga es la falta de regularidad de los genios. Desde Kaká a Isco pasando por Ozil, Benzema, Marcelo y Bale, los entrenadores del Real Madrid han coincidido en explicar que su plantilla es irregular porque está poblada de excelentes futbolistas que caen en el mismo pecado, el de los maestros del balón: no ofrecen siempre ese rendimiento magistral. Mourinho y Ancelotti pelearon contra ese vaivén. El portugués ganó esa batalla con Di María como relevo de Ozil y consiguió adjudicarse la Liga 2011-2012 bajo un sistema de contragolpe vertiginoso. Fue el último título liguero del club blanco. Zidane llegó el 4 de enero de 2016 al primer equipo con el objetivo de romper esa tónica.

Zidane vino a corregirlo

El francés asumió que la Liga es la comida «diaria» de la preparación de la plantilla y quiere recuperar la tradición del título en el Real Madrid. En realidad, el entrenador ha sumado más puntos que el Barcelona de Luis Enrique desde que llegó a la casa blanca. Se quedó a un punto del éxito en el campeonato pasado. Hoy es líder destacado de el actual edición.

¿Qué ha cambiado desde la llegada del marsellés al mando del Real Madrid? La prioridad. «Zizou», como le llaman Florentino Pérez y Sergio Ramos, piensa que la entidad debe tener la misma tensión por ganar la Liga que por conquistar la Copa de Europa. Su opinión es que las grandes estrellas, como es lógico, no sienten la misma motivación cuando se miden a equipos modestos españoles que cuando abordan la Champions a vida o muerte. Esa relajación psicológica significó que el Real Madrid fallara en diversos partidos que le costaron el pasado título, como sucedió con los empates frente al Betis y el Málaga a domicilio, cuatro puntos que le habrían concedido la Liga.

Florentino Pérez, Zidane y Ramos han expresaso su objetivo principal de ganar la Liga, tras dos Champions y dos Mundiales

El responsable del Real Madrid ha atacado ese problema con su sistema de rotaciones constantes. Un promedio de cinco cambios en cada alineación que persigue inyectar energía al equipo para superar el desgaste competitivo que supone jugar tres encuentros cada semana y en tres competiciones distintas, con el Mundial de Clubes como postre rompedor. Innovador, el francés no pudo evitar, siquiera con sus variaciones continuas, los empates ante el Villarreal, el Éibar y Las Palmas. «Me duele cada empate», reconocía Zinedine. Seis puntos que espera no echar de menos en mayo.

Los que siempre funcionan

El técnico ha puesto la Liga como prioridad y para recuperar la historia cuenta específicamente con los futbolistas que nunca fallan, los que siempre rinden: Kroos es el comandante de un grupo integrado por luchadores como Casemiro, Lucas, Nacho, Kovacic, Varane, Carvajal, Pepe y Morata.

Florentino Pérez y el capitán, Ramos, han expuesto esa ilusión especial por ganar el campeonato español. Modric vio el bosque antes que el árbol: «El Madrid no puede estar tanto tiempo sin la Liga». El croata no la ha conseguido vestido de blanco. Ni Bale. Ni Isco. Ni Carvajal. Ni James. Ni Lucas. Ni Kovacic. Ni Keylor. Ni Casilla. Es el gran reto. «Sin olvidar la Champions».

Loading...