Se busca al mejor Enrich – Marca.com

Sergi Enrich no es muy amigo de los inicios de Liga. Su mejor nivel nunca ha aparecido en los primeros meses de competición. Al menos desde que está en el Eibar. El delantero menorquín necesitó once jornadas para estrenarse como goleador en su primera campaña en Ipurua y el año pasado sólo hizo un tanto en los primeros siete partidos. En su tercer curso como jugador armero, Sergi no está siendo capaz de poner fin a la maldición que le acompaña con los arranques de temporada.

El balear regresó de las vacaciones decidido a coger las riendas del ataque desde el principio y comenzó con muy buen pie su tercera pretemporada con el Eibar -tres goles en cuatro partidos-. Sin embargo, una inoportuna lesión en la rodilla en el último partido del stage en Kössen -fue más grave de lo que en un principio parecía- cortó de raíz sus excelentes sensaciones y le obligó a parar durante un mes. Se recuperó a tiempo para estar ante el Málaga en la jornada inaugural, aunque su rendimiento ha estado muy por debajo de lo esperado.

Regresar antes de lo debido de la enfermería -una muestra más de su compromiso-, le está pasando factura. Ha participado en las siete jornadas disputadas, pero ha sido suplente en tres de ellas y sólo ha podido celebrar un gol -en el Camp Nou. La falta de fluidez del Eibar tampoco le está ayudando al atacante de Ciutadella a reencontrarse consigo mismo, aunque es evidente que su estado físico no está pasando por su mejor momento. Las defensas le desactivan con cierta facilidad y los partidos se le hacen largos.

El parón liguero le ha venido de maravilla para acelerar en su puesta a punto y encarar con un tono físico más óptimo los próximos encuentros que se vienen. Sabe que el Eibar necesita sus goles más que nunca y es consciente que debe dar un paso al frente para revertir la situación que atraviesa el equipo. Ipurua está deseando volver a verle rugir y este domingo tiene una buena oportunidad. Es cuestión de tiempo que Enrich vuelva por sus fueros. Mendilibar no tiene dudas de que, más pronto que tarde, se volverá a ver su mejor versión.

Loading...