Simeone: “También hubiera quitado a Messi o a Maradona”

18

“Acerté, ¡eh!”, “acerté, ¡eh!, ¡hoy acerté!”, bromeó un distendido y jovial Diego Pablo Simeone cuando se le preguntaba por la posición de Saúl, que jugó vencido a la derecha para aprovechar su altura sobre la de Wendell en los balones largos aéreos. La comparecencia de Simeone respondió a una de esas ocasiones en las que un entrenador parece haber encontrado la plenitud y la sabiduría plasmada en su elección de la alineación y en los cambios.

MÁS INFORMACIÓN



  • Gameiro hace volar al Atlético de Madrid en Leverkusen



  • Las mejores imágenes del Bayer Leverkusen – Atlético de Madrid

Y eso que Griezmann no dio crédito cuando vio que el luminoso indicaba que Gameiro debía abandonar el terreno de juego. “¡No, no, no! ¡No le quites! ¡Es el mejor! ¡Es el mejor!”, exclamó el francés cuando observó que su compatriota, que había destrozado al Leverkusen con su velocidad, era el elegido por su entrenador para dar entrada a Thomas.

Gameiro dejó el campo visiblemente airado. Tampoco pareció comprender su sustitución. “Sí, me enfadé porque cuando estás bien quieres jugar todo el partido. El míster decide quién entra y quién sale”, declaró. “Yo lo estaba viendo bien. Nos estaba ayudando bien. El míster lo vio de otra forma y lo quitó y acertó porque los cambios le dieron resultado”, se explicó Griezmann, que con su tanto superó a Aragonés como el máximo goleador de la historia del Atlético en Copa de Europa.

“Marcaron todos los delanteros”

“Da igual que hubiera sido Maradona o Messi, lo hubiera quitado igual. Enojados tienen que estar mis futbolistas y más contento me pongo. Metimos a Torres porque necesitábamos gente con piernas frescas. Gameiro estaba haciendo uno de sus mejores partidos desde que está con nosotros, pero necesitaba gente fresca. Y así como Gameiro y Griezmann se entienden muy bien, Correa y Fernando, en velocidad, también. Marcaron todos los delanteros y estoy contento por ello”, apostilló Simeone.

Aunque el técnico del Atlético insiste en la necesidad que tiene su equipo de mejorar, no vio excesivo peligro en el juego del Leverkusen “Ellos se encontraron más cerca de nosotros desde el resultado que desde el juego. Te marcan un gol, su gente empuja y todo parecía más peligroso de lo que en realidad era”, defendió El Cholo. “Pero hay que trabajar para mejorar para terminar los partidos con menos goles en contra que en este tipo de torneos es fundamental”, abundó el técnico.

Pese al 2-4, Simeone no ve un trámite el partido de vuelta, en el que no podrá contar con Filipe Luis ni con Gabi por acumulación de tarjetas. “Repito lo que digo siempre, las copas son tramposas, sobre todo cuando juegas de local y el equipo visitante no tiene qué perder. De repente, algo cambia y no tienes tiempo de reacomodarte. Nosotros pudimos haber pasado en Barcelona, nos llevamos un buen resultado, pero tenemos mucho respeto por el rival y por el partido de vuelta”.