Song: «Vi a mi padre, que murió cuando tenía 9 años»

Hace unas semanas, Rigobert Song se salvaba de la muerte casi de milagro. El exfutbolista sufría un derrame cerebral en su casa de Yaoundé y solo la ayuda de su perro impidió que cayera muerto de manera fulminante. Los ladridos del animal alertaron a su casero y la rápida intervención de los servicios médicos le devolvieron a la vida.

Tras una larga recuperación en un hospital de París, Song ha concedido una entrevista a «L’Equipe» en la que detalla su experiencia personal y cómo fueron esas horas críticas en las que corrió peligro su vida.

«Mientras estaba en coma vi a mi padre, que murió cuando yo tenía 9 años. Y me dijo: “¿Qué haces ahí? ¡Ven!», recuerdo el futbolista, que jugó con Eto’o en la selección de Camerún.

Song, que ha perdido mucho volumen, pesa apenas 60 kilos y le cuesta mover los dedos, pero está feliz por estar vivo. «Mientras veía la televión, comencé a sentirme mal. Cansado. Me caí y, por fortuna, no me tragué la lengua. Estaba esperando a alguien y por eso la puerta estaba abierta. Entonces mi perro comenzó a ladrar tan fuerte que mi casero vino y llamó a una ambulancia. Fue un milagro», recuerda el exjugador.

Loading...