Inicio Deportes Gil Marín pide “más valentía para revisar en el VAR jugadas interpetables”

Gil Marín pide “más valentía para revisar en el VAR jugadas interpetables”

Publicado 12/02/2019 14:18:10CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) –

El consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, ha pedido, tras la polémica del derbi madrileño, que haya “más valentía” por parte del árbitro del campo para revisar en el VAR las jugadas interpetables, y ha dicho que ve “necesario” que haya más pedagogía en cuanto al videoarbitraje.

“Estamos dolidos por lo que ha pasado, no vale el ‘pataleo’. Pedimos que haya mas valentía a la hora de revisar esta jugadas interpretables. Todos vamos al VAR a que nos den la razón, se trata de informa mejor a la gente y dar ese paso más, porque a veces una interpretación no es fácil que la tome el árbitro cuando los jugadores intentan engañar”, sentenció Gil Marín este martes en la presentación del acuerdo entre Telefónica y el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.

Sin embargo, el dirigente rojiblanco considera que el videoarbitraje es un elemento “esencial” para “minimizar” el error de los árbitros. “Pero bajo mi punto de vista es necesario hacer una pedagogía más importante. El VAR es taxativo, solo se utiliza en cuatro supuestos, a partir de ahí el árbitro de VAR casi nunca corrige al de campo. Es un componente de solidaridad dentro del colectivo, es la responsabilidad de quien regula, que no permite entrar en las interpretaciones del arbitro de campo”, añadió respecto a la utilidad selectiva del VAR.

“Es necesario ser un poco más valientes y dar un paso más para que no haya ningún problema en que el VAR corrija al árbitro de campo. No hay que tener miedo a equivocarse, el tema es tener esa decisión por parte de quien regula, que les invite a revisarlo”, prosiguió Gil Marín sobre la posibilidad de que el VAR intervenga en más supuestos dentro de un partido.

Por último, el consejero delegado rojiblanco insistió en que el juez de VAR debe ser un árbitro, aunque si fuera un colegiado que no estuviera en activo se evitaría el “corporativismo” que se ve “todas las semanas” dentro del colectivo arbitral.