Griezmann, el número uno del Barça para el verano de 2018

El FC Barcelona tiene claro que su gran objetivo para el próximo mercado estival de fichajes será un crack con mayúsculas. Y en la lista de futuribles emerge por encima del resto Antoine Griezmann. El delantero del Atlético de Madrid gusta y mucho en los despachos del Camp
Nou y hay consenso por él tanto en la junta directiva como en la cúpula deportiva con Pep
Segura, Robert
Fernández y Ernesto
Valverde como máximos responsables. Nadie tiene duda de que el internacional francés, que cumplirá 27 años el 21 de marzo, encajaría a la perfección en el fútbol del Barça y que se entendería en el terreno de juego con Leo Messi. En este sentido, el caso de Griezmann es distinto al de Paulo
Dybala, por quien no se ha hecho ofensiva alguna ante la cierta incompatibilidad con el ‘10’ del Barça. En la selección argentina ya lo ha advertido Jorge Sampaoli hasta el punto de no alinear al juventino en el decisivo encuentro del pasado jueves ante Perú.

Mundo Deportivo ya informó el 6 de agosto que la planificación deportiva contemplaba fichar un extremo y un medio a la espera de Griezmann para 2018. Ousmane
Dembélé llegó de Dortmund pero no Philippe
Coutinho, sin el ‘sí’ del Liverpool. Por ello, el Barça no apretó por puntas como el citado Dybala y Kylian
Mbappé.

El crack del Atlético conoce perfectamente el interés del club azulgrana. Su agente mantiene una estrecha relación con el Barça, que está al día de las condiciones contractuales de Griezmann, quien sigue manteniendo una cláusula de 200 millones de euros hasta el 1 de julio de 2018 en su contrato vigente hasta 2023, tal y como informó MD el 4 de septiembre. Ante la sanción de la FIFA, que impidió al Atlético inscribir jugadores en el pasado mercado estival, el francés aceptó la subida de su libertad de 100 a 200 ‘kilos’ cuando el Manchester United acechaba como muestra de agradecimiento y fidelidad al club colchonero, donde ha crecido como futbolista desde su aterrizaje en el Calderón en 2014 procedente de la Real
Sociedad. El 1 de julio volverá a costar 100 millones.

Muy a gusto en la Liga española

El United lo sigue teniendo en su agenda pese a haber fichado a Romelu Lukaku, que está respondiendo de maravilla en Old Trafford. Los ‘diablos rojos’ serán un gran competidor para el Barça pero en el Camp Nou son optimistas con Griezmann, que se siente a gusto en la Liga española y en el país. Su esposa, Erika
Choperena, es donostiarra.

Se quedó en plena sanción FIFA

El Barça desea dejar atado a Griezmann antes del Mundial-2018, que los ‘bleus’ acarician tras el 0-1 en Bulgaria. El francés se revalorizará seguramente en la fase final de Rusia como ya hizo en la Eurocopa de Francia-2016 y se ganará más postores. Eso sí, la cláusula de 100 millones a partir de julio lo convierte casi en una ganga tal y como está el mercado. Además, entre Barça y Atlético hay buenas relaciones. El delantero tiene también como factor a su favor en caso de una negociación su permanencia en el club rojiblanco durante un verano sin poder reforzarse y teniendo buenas ofertas para irse. El Atlético le compensó subiendo el salario de Griezmann, una apuesta segura para el Barça, donde la política será de máximos y donde se trabaja con mucha antelación para evitar el mazazo que supuso el fichaje frustrado de Coutinho.

En plena madurez de su carrera pero aún con mucho recorrido, el del francés es una apuesta de presente y futuro para el Barça, que sigue considerando a Leo
Messi como jugador franquicia. El argentino cumplirá los 31 en junio y en enero lo hará Luis
Suárez, renovado hasta 2021 pero más lejos ahora del centro del área en el esquema táctico de Valverde, que quiere a Leo de falso ‘9’.

Loading...