Juancho: “Es imposible que los Hernangómez superemos a los Gasol”

Publicado 20/09/2017 13:05:01CET

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) –

El alero de la selección española Juancho Hernangómez ha asegurado que “es imposible” que junto con su hermano Willy puedan superar la labor histórica de los hermanos Gasol en el equipo nacional y “ni siquiera de igualarles”, después de un Eurobasket donde los cuatro han colaborado para lograr un medalla de bronce que “sabe a poco” porque han “malacostumbrado a la afición española” con tantos éxitos.

“Es imposible que los Hernangómez superemos lo que han hecho los Gasol, al cien por cien, no se nos pasa por la cabeza. Es igual que si preguntas si en la selección se podrá superar lo que hizo la generación del 80, es muy complicado. Nosotros tenemos que ir haciendo nuestro camino, estamos empezando. Ellos nos han tratado muy bien, nos han dado consejos y aprender de ellos es un orgullo, pero no tenemos la posibilidad de superarles, ni siquiera de igualarles”, aseguró Juancho en una entrevista concedida a Europa Press.

En este sentido, recordó que “todavía queda mucho camino” tanto para él como para su hermano y que “dos jugadores solos no pueden liderar la selección”. “Lo que hemos llamado la ‘second unit’ (segunda unidad) en el Europeo tiene un papel importante de cara al futuro y lo vemos como un reto emocionante y duro. Estaremos preparados para competir en cada campeonato”, prometió el jugador de Denver Nuggets, quien junto a su hermano pone imagen en España al videojuego ‘NBA2K18’.

A nivel personal, explicó que debe “ir poco a poco”. “Ha sido primer Europeo, la primera toma de contacto con la selección, y estoy muy contento con el papel que he tenido. Siempre que he jugado he intentado darlo todo y aportar en todos los aspectos del juego. Cuando lo das todo suelen pasar cosas buenas. Estoy muy agradecido a mis compañeros por cómo me han tratado desde el primer momento y me han integrado en el equipo”, agradeció.

Preguntado por sus referentes en la selección, apuntó que su “espejo son todos”, todos sus compañeros en este Eurobasket “y también los descartes” porque de todos se puede aprender”. “Cuando convives con un grupo un mes y medio coges mucho cariño y eso se traslada en la pista. He aprendido de Pau, Marc, Juanqui, Ricky, en la forma de ver el baloncesto y de preparar un partido. Todo ha sido muy útil para el futuro”, valoró.

“EN EL PRÓXIMO EUROPEO HABRÁ QUE GANAR AL ORO”

El madrileño opinó que “parece que una medalla de bronce sabe a poco” y encontró la razón en que la selección ha “malacostumbrado a la afición española” con sus repetidos éxitos acumulados durante los últimos años.

“Nosotros éramos lo primeros que queríamos el oro para conseguirlo, pero el objetivo siempre es medalla y lo hemos alcanzado. Pero no se ha dado tanta bola como otras selecciones, ves cómo han celebrado en Eslovenia y Serbia, pero es lo que hay. En el próximo Europeo habrá que ganar el oro”, avanzó.

En cuanto a la dura derrota en semifinales ante Eslovenia, reveló que lo ha visto repetido “un par de veces”. “Ellos tuvieron gran acierto e hicieron un gran campeonato. Se merecen el oro, no hay ninguna duda. Han jugado sin miedo y han ganado todos sus partidos. Nos dieron una gran lección que hay que aprender para el futuro. Tenemos ganas de una revancha”, reconoció.

De cara ese futuro, el menor de la saga Hernangómez espera que “la palabra que siga definiendo a la selección sea familia”. “Todos estamos muy unidos, nos apoyamos, ayudamos uno al otro. Una relación así solo existe en una familia. Tenemos muy buena química dentro y fuera de la cancha y eso se ve reflejado”, concluyó

“OTROS EQUIPOS HAN PREGUNTADO POR MÍ, PERO ME SIENTO QUERIDO EN DENVER”

Superado esta primera experiencia con la selección nacional, Juancho vuelve a centrar su mirada en Estados Unidos y en un segundo año que encara “con muchas ganas”. “La NBA es un reto difícil porque nunca sabes lo que va a pasar. Estoy súper feliz de empezar una segunda temporada y mi reto siempre es el mismo: mejorar como jugador. Intentaremos que el equipo coja una dinámica ganadora y que yo vaya sintiéndome importante poco a poco”, deseó.

Respecto a su comunicación con los Nuggets, detalló que desde la franquicia NBA “han estado siguiendo el campeonato” y dándole ánimos. “Están muy contentos y ya me están preguntando qué día voy a volver porque ya me quieren meter caña. Me siento muy querido allí. Sé que este verano ha habido otros equipos que han preguntado por mí y ellos me han mantenido. El ‘feedback’ es muy bueno”, dijo.

En este sentido, Hernangómez comparó su situación con la de Álex Abrines, que tuvo que abandonar el Eurobasket tras sufrir un golpe en el primer partido y debido a la presión ejercida por su equipo, Oklahoma City Thunder.

“Está claro que a Álex le hubiera encantado jugar el Eurobasket y puedo decir de primera persona que estuvo muy jodido cuando le dijeron que no podía disputarlo. Sinceramente, podía haberlo disputado porque no tenía nada, pero al final la NBA es la que manda. Es una situación un poco complicada. La medalla también es parte de Álex”, recordó a su compañero.

Respecto a que él mismo pueda vivir una situación parecida en el futuro, subrayó que el ‘general manager’ de Denver Nuggets, una “leyenda lituana que sabe lo que es jugar por su selección”. “A lo mejor en Estados Unidos no lo comprenden tanto. Poder defender a tu país es algo muy importante”, zanjó el alero, que sigue jugando a los videojuegos con su hermano. “De pequeño nos picábamos un poco más, ahora un poco menos. Siempre hemos sido muy competitivos”, finalizó.


Loading...