Klopp ya se pone la venda por Coutinho

Klopp no habló ayer de Coutinho tras el partido del Liverpool ante el Atlético de Madrid. Al menos directamente porque cuando le preguntaron sobre Neymar y su fichaje por el PSG, el alemán sí que se refirió al brasileño y su posible fichaje por el Barcelona. Klopp se puso la venda antes de la herida temiendo que los azulgrana pongan encima de la mesa una gran cantidad de dinero que haga imposible que el Liverpool rechace a oferta.

“Hay sólo dos o tres equipos que pueden pagar estas sumas”, comenzó diciendo Klopp sobre los 222 millones de euros que el PSG va a pagar por fichar a Neymar y a partir de ahí, ya comenzó a ‘calentarse’ y a hablar sin decirlo de su temor con el futuro de Coutinho. “Al final tiene que ser el ‘fair play’ porque no es posible un fichaje como éste. El ‘fair play’ parece que es solo una propuesta y no una regla, no lo entiendo”, aseguró un Klopp que confesó que teme que lo de Neymar puede volver a suceder, en este caso con Coutinho, aunque en una cantidad económica menor. “No sé si puede suceder algo similar en el futuro, espero que sea un excepción, pero quién sabe”, concluyó Klopp sobre este asunto.

El entrenador alemán, eso sí, alimentó los rumores sobre el futuro de Coutinho al dejarle en la grada en el encuentro ante el Atlético de Madrid.

Coutinho, mudo

El jugador estuvo todo el partido sentado al lado del banquillo del Liverpool sin separarse de Alberto Moreno, el jugador español del equipo inglés. Coutinho firmó un sinfín de autógrafos, se hizo fotos con los aficionados, especialmente con niños y se fue después de la final al vestuario del Liverpool enlas entrañas del Allianz Arena.

De allí, el jugador brasileño salió solo a la zona mixta con la cabeza baja, mirando al suelo para evitar atender a los medios que querían hablar sobre su futuro. Al final, se paró con unos aficionados para firmarles un autógrafo y ahí es donde Mundo Deportivo y la SER intentamos sacarle algunas palabras. Coutinho no abrió la boca, se limitó a decir ‘no’ con la cabeza a las peticiones de ambos medios. Con respeto, eso sí, y con un gesto que venía a decir que no quería en estos momentos hablar del tema de su futuro

Loading...