La exhibición de Javier Fernández asombró a Madrid

Javier Fernández, doble campeón del mundo de patinaje artístico, iluminó la noche de Madrid desde el Palacio de Vistalegre con su ‘Revolución de hielo’, un espectáculo de dos horas en el que junto a otros trece patinadores internacionales mezcló su arte con música para crear una perfecta sinfonía visual.

El patinador madrileño, afincado en la ciudad canadiense de Toronto, ejerció de padrino de una velada especial para la que el público respondió llenando Vistalegre.

Bajo la dirección artística de Maite Marcos, coreógrafa de importantes musicales internacionales, el público descubrió un nuevo concepto de patinaje artístico protagonizado por un elenco de patinadores reconocidos en todo el mundo como la finlandesa Kiira Korpi, que fue la primera en salir a escena.

La música, que corrió a cargo de la banda Patax, contó con un papel importante en el espectáculo, en el que también estuvo la rusa Eugenia Medvedeva, que, pese a sus diecisiete años, demostró sus dotes sobre los patines.

El primero en levantar de sus asientos al público fue el artista extremeño Huecco, que, con la canción ‘Lobo’, acompañó al patinador canadiense Shawn Sawyer, que salió a escena con una careta de lobezno y desplegó un repertorio de mucha destreza en el que destacaron sus saltos y volteretas.

Desde el Bolshoi de Rusia, los acróbatas Vladimir Besedin y Alexei Polishchuk mostraron un espectáculo muy cercano al teatro que recordó a los mejores números circenses tradicionales.

Esa actuación fue el prolegómeno a la salida a pista de Javier Fernández, que, con traje y pajarita y al ritmo del swing ‘Luck be a lady’ realizó un ejercicio completo de patinaje que puso de relieve su condición de vigente campeón del mundo de la especialidad artística.

El patinador madrileño, creador del espectáculo, aprovechó su actuación para tomar el micrófono y agradecer a «todas las personas» que hicieron posible el evento. Además, expresó su deseo particular para 2017: «Deseo que haya más pistas de hielo para quién quiera patinar o quiera empezar a hacerlo y no tiene una cerca de casa».

La siguiente actuación fue la de la japonesa Miki Ando, campeona del mundo en 2007 y 2011, que precedió a la de la pareja Meagan Duhamel y Eric Radford. Ese momento fue uno de los puntos álgidos del espectáculo, con ambos moviéndose al ritmo del ‘Piano man’ de Billy Joel.

Antes del descanso, Huecco se calzó los patines y, con micrófono en mano, cantó una canción para despedir durante unos minutos el espectáculo.

Con otra canción, esta vez de Eva Ruiz con su ‘Que has hecho con mi vida’, la pareja norteamericana Zachary Donohue y Madison Hubbell salió a escena mientras que el público, con los móviles en la mano, iluminó Vistalegre.

En la misma línea de melodía actuó la pareja italiana formada por Anna Cappellini y Luca Lanotte, que derrocharon sensualidad sobre la pista en una actuación en la que destacó la compenetración.

Radicalmente opuesto fue el número del uzbeko Misha Ge, que, vestido con una chaqueta de colores de estilo arte pop, se llegó a tirar al suelo para finalizar su actuación, antes de que volviera a escena Kiira Korpi, que se puso a saltar la comba mientras bailaba.

Otro de los momentos más emotivos de la velada llegó con la música en directo de Diana Navarro. Primero con un bolero con aromas de tango que bailaron los canadienses Meagan Duhamel y Eric Radford, y después con la canción ‘Eres tú’, que interpretaron con gestos sobre el hielo, en un perfecto dúo, Javier Fernández y Miki Ando.

La benjamina del grupo, la rusa Eugenia Medvedeva, volvió a la pista con un ejercicio que interpretó al ritmo de música francesa y que llevó un toque muy pop a su puesta en escena.

El delirio de la noche llegó cuando el patinador madrileño regresó a la pista con chándal y de repente se quitó la ropa para quedarse enfundado en una camiseta amarilla con la serigrafía en el pecho de ‘Súper Javi’, en clara alusión a Superman por la capa roja.

El fin de espectáculo fue una fiesta con el ritmo pegadizo y bailón de Henry Méndez, que puso a bailar a todo el público de Vistalegre en las gradas y sobre la pista a todos los patinadores del espectáculo.

Este espectáculo ha llegado a España por primera vez gracias al empeño personal de Javier Fernández, doble campeón del mundo en 2015 y 2016 y cuatro veces campeón de Europa en 2013, 2014, 2015 y 2016.

Loading...