La ‘Operación Griezmann’ (Atlético), encarrilada

No corren buenos tiempos para Antoine Griezmann (26 años) en el Atlético de Madrid. El equipo del ‘CholoSimeone atraviesa una crisis goleadora, acentuada por su inesperado empate en la Champions League en el estadio del modesto Qarabag, donde los delanteros rojiblancos no acertaron con la portería rival. Tampoco pudo marcar Griezmann en el partido anterior, contra el Barça en el Wanda Metropolitano, pese a disponer de dos claras ocasiones ante Ter Stegen.

Esta falta de acierto del crack del Atlético le ha puesto en el punto de mira de un sector de la afición rojiblanca, hastiada por la irregular trayectoria de su equipo en la actual campaña. Y como Griezmann es la gran estrella, muchos la han tomado con él, sobre todo porque el pasado verano el francés solicitó una mejora de ficha para no marcharse tras la sanción FIFA con la que fue castigado el Atleti. Dado que no podían fichar, Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín optaron por asegurarse a su gran estrella al menos una temporada más. Así, le mejoraron el sueldo a cambio de que su cláusula de rescisión pasase de los 100 a los 200 millones de euros hasta el 1 de julio de 2018. De esa forma ahuyentarían a posibles compradores que quisieran llevarse a Griezmann.

El Barça tiene interés en el francés porque le encanta a Ernesto Valverde. Pero gastarse 200 millones en él no entraba en los planes de Josep Maria Bartomeu el pasado verano y así se lo dejó claro a Gil Marín. En cambio, de cara al verano de 2018 la cosa cambia, y mucho. Porque el club azulgrana tiene claro que quiere fichar al internacional francés porque su precio cerrado, 100 millones, es competitivo. Para asegurarse el tiro, los dirigentes del FC Barcelona ya han empezado a moverse con el entorno de Griezmann, a quien no le faltan ofertas de clubs potentes. Sin ir más lejos, antes del pasado verano ya le tentó el Manchester United, un club con un enorme potencial económico. Incluso el Real Madrid se planteó su contratación, al ser un jugador contrastadísimo en la Liga y con unas cifras goleadores notables.

La conclusión a la que han llegado en el Barça es que no pueden dormirse en los laureles porque los rivales son poderosos y por eso ya ha habido sondeos al entorno del punta del Atlético. Y la respuesta obtenida ha sido positiva. A Griezmann le ilusiona el interés del Barça porque quiere dar un salto en su carrera. Además, eso en el seno del Atlético de Madrid lo saben, ahora que el internacional ‘bleu’ disputa su cuarta temporada como rojiblanco.

En el Barça se ha recibido la ilusionada respuesta de Antoine Griezmann por vestir de azulgrana con satisfacción pero también con una carga de responsabilidad. La conclusión es que, con una base ya sentada, hay que actuar rápido para concretar un acuerdo con el galo y cerrarlo cuanto antes, aunque sea de forma verbal o con un apretón de manos.

En el Atlético conocen la intención del francés de volar más alto y en el Barça quieren ir rápido. Además de que otros clubs acechan al francés, es año de Mundial. Es decir, que si pueden cerrar el acuerdo antes del torneo de Rusia, mejor que mejor. No sea que Griezmann se salga allí.

Loading...