Inicio Deportes ¿La última temporada del trinomio Casemiro-Modric-Kroos?

¿La última temporada del trinomio Casemiro-Modric-Kroos?

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) –

El trinomio formado por Casemiro, Modric y Kroos ha marcado una era en el fútbol europeo, un trío de centrocampistas que ha dado personalidad y ha sido la batuta en unas de las etapas más gloriosas del Real Madrid en la Liga de Campeones, desde la consecución de la undécima Copa de Europa blanca en 2016. Seis años con más altos que bajos para convertirse en todo una garantía de fiabilidad, entrega y fútbol, aunque la edad y la llegada de jóvenes talentos en sus demarcaciones a la entidad de Chamartín podrían asomar un recambio generacional.

Así, la ‘CMK’ es una de las señas de identidad más icónicas de este Real Madrid y, sin embargo, podría estar ante su último año al máximo nivel, poniendo un punto final, o quizá seguido, a un legado imborrable para un trivote legendario. Rafa Benítez, en su fugaz etapa en el banquillo madridista, fue el primero que aglutinó el poderío, el talento y la calidad de estos tres futbolistas, comenzando a preparar el cóctel perfecto para dominar una parcela que siempre se antoja clave a la hora de encarar la lucha por los títulos.

Precisamente, además de la cualidad técnica y futbolística, los títulos son la mejor tarjeta de visita para los tres centrocampistas. A pesar de que individualmente Modric es el más laureado de los tres (20 trofeos), el tridente ha logrado, de manera conjunta, 15 títulos, después de la reciente consecución de la decimocuarta Copa de Europa para el Real Madrid el pasado mes de mayo.

Probablemente, uno de los trinomios más equilibrados del fútbol mundial, el ‘Triángulo de las Bermudas’, según Carlo Ancelotti, gracias a la contundencia y el equilibrio que aporta el brasileño, para sostener el talento, la eficacia y la brillantez de Modric y Kroos, formando un conjunto envidiable en Europa.

VALVERDE, CAMAVINGA, TCHOUAMENI Y CEBALLOS PIDEN SITIO

Campeones de prácticamente todo, su dominio tendría ahora como principal enemigo el paso del tiempo. Casemiro tiene 30 años, Kroos cumplirá 33 en el próximo enero y Modric celebrá los 37 en apenas un mes, aunque de los tres ha sido el que mejor nivel ha dado estos dos últimos años. Salvo el primero, que tiene contrato hasta 2025, el alemán y el croata, renovado por un año, lo finalizan el próximo 30 de junio.

Esto hace presagiar que la ‘CMK’ tiene fecha de caducidad, además de por cómo empujan los recambios más jóvenes. El aval de los tres es invidiable, pero Eduardo Camavinga, Fede Valverde y Aurelien Tchouameni, recién llegado, quieren tirar la puerta esta temporada. El uruguayo, de 24 años, ya es un fijo y una garantía de éxito para Ancelotti, que apostó por él en el último y más importante tramo de la temporada, titular en la final de la Liga de Campeones de Saint-Denis en mayo, aunque para ello tuviese que modificar su 4-3-3.

Por ello, su actual posición y rol en el equipo no son los más favorables, precisamente por la superioridad de la ‘CMK’, que obligan al técnico italiano a tener que colocarle en el flanco derecho, donde aprovecha también su velocidad y poderosa conducción, dos de sus principales cualidades. El uruguayo es el principal aspirante a usurpar un puesto dentro del codiciado centro del campo del Real Madrid.

También se postula como futurible, aunque su presente ya es para tener en cuenta, Camavinga. Un portento físico que pasó, y con nota, el examen de su primera temporada en una exigente y complicada ‘Casa Blanca’. Centrocampista ‘box to box’, ejerciendo su superioridad en las dos áreas, destaca por su presencia, su buen dominio del balón y su capacidad para la recuperación. Con apenas 19 años, ha disputado 40 encuentros con la camiseta del Real Madrid, marcando dos goles y repartiendo dos asistencias.

Además, el francés tiene como garantía su buen hacer en los tramos importantes de la temporada pasado. Su actuación en la vuelta de semifinales ante el Manchester City, saliendo desde el banquillo, fue estelar, dando consistencia a un equipo que solo necesitaba preocuparse por remontar. Trabajo en silencio que podría acercarle, poco a poco, a un puesto en el centro del campo titular del Real Madrid, aunque deberá controlar su, en ocasiones, exceso de ímpetu.

Más presión parece tener Tchouameni, jugador en el que el club ha invertido gran confianza, y que aún tiene que demostrar si de verdad puede ser el recambio natural de Casemiro, un futbolista que por primera vez tiene un ‘rival’ para su posición.

La calidad técnica del francés, pese a su altura -casi 1,90 metros- y su potencia física son la carta de presentación de un jugador que debería ir dando descanso al brasileño y adaptándose a un posición primordial en el 4-3-3 de Ancelotti, pero que tendrá el peso añadido del precio, 80 millones más las variables, que ha pagado por él el actual campeón de Europa.

Más músculo, para un futuro centro del campo del Real Madrid que parece estar diseñado para la explosividad, las transiciones de infarto y la superioridad técnica. Así, Tchouameni, de 22 años, empezará esta temporada un carrera de fondo por un puesto en el ‘once’ titular, después de llegar al conjunto merengue tras jugar 95 encuentros con el Mónaco, aunque en el club son optimistas tras la pretemporada, de menos a más del jugador, dispuesto a ser competencia de nivel para Casemiro.

Y tampoco se puede descartar todavía a Dani Ceballos, un jugador del agrado de Carlo Ancelotti, que reconocía que el sevillano merecía más minutos. El jugador, que podría ser traspasado para hacer ‘caja’, es un futbolista de un indudable talento, de mucho carácter y de unas condiciones específicas quizá más cercanas a lo que da Modric. Ha dejado muy buenas sensaciones en la gira de Estados Unidos y su mayor obstáculo puede ser la competencia y el alto nivel en esa parcela del campo.

Publicidad