Las claves del despegue de Arnaiz

Se cumplía un mes y medio de su debut con el Barça B en el Miniestadi y José Arnaiz ya tuvo la oportunidad con el primer equipo del FC Barcelona. Si en el filial sedujo a su nueva afición en su estreno con dos goles y una asistencia frente al Córdoba, el talaverano también fue la sensación en su puesta de largo a las órdenes de Ernesto Valverde. El técnico del primer equipo ve al extremo de 22 años como seria alternativa para el ataque. Él mismo lo reconoció al final del encuentro en la Nueva Condomina. “Pienso que nos puede ayudar en el futuro con este primer paso que ha dado”, comentó el Txingurri.

El entrenador blaugrana está buscando diferentes alternativas en ataque tras la baja de Ousmane Dembélé y la actuación en su primera oportunidad arriba, sumada a la adaptación y evolución en el Barça B, han convertido a Arnaiz en un jugador a tener en cuenta. Como en el caso de Carles Aleñá, José está despuntando en Segunda División, donde puede seguir sumando minutos y ritmo para cuando los precise el técnico del primer equipo. Porque como dice el propio Valverde, los sigue de reojo. Esta temporada en el filial ha disputado ocho partidos, ha marcado 4 goles y es el máximo anotador del equipo junto al centrocampista de El Maresme. Además, ha repartido 3 asistencias. En Murcia, Arnaiz fue de menos a más y participó sobre todo en el segundo tiempo, donde con espacios se encontró más cómodo. Sus números en el debut también le avalan. Disputó los 90 minutos ante los pimentoneros, estuvo acertado en el pase (43 de 49) y especialmente efectivo en el regate, donde completó sus seis intentos.

Su efectividad de cara a gol fue impecable: un único disparo a portería y un golazo. Asimismo, se le vio actitud y destellos de calidad, como una ruleta dentro del área que arrancó el grito de asombro del público local. Por otro lado, el extremo castellano-manchego destacó en tareas defensivas con diez recuperaciones, una estadística notable.

Apuesta de futuro

Arnaiz es una apuesta seria del club azulgrana. Asesorado por su representante René Ramos, hermano del madridista Sergio Ramos, se decidió por el Barça después de rechazar otras ofertas importantes. Sin ir más lejos la del club blanco, la Juventus o el Nápoles. Pep Segura y Jose Mari Bakero, con el OK de Gerard López, aceleraron su fichaje después del partido del filial en Zorrilla. La temporada pasada ya había marcado doce goles en Segunda A y su progresión era meteórica. “Ojalá que venga, es un avión”, admitían algunos jugadores del filial tras el enfrentamiento en Pucela.

Bakero llevó las negociaciones, el Valladolid pedía la cláusula fijada en 4 millones y el Barça acabó pagando 3,4 más variables por él. A José Arnaiz le convenció la insistencia azulgrana y el proyecto deportivo. Se le fichaba para acabarlo de formar en el filial, pero con clara vocación de primer equipo. Por eso firmó por tres temporadas con dos más de opcionales. Además, su cláusula de recisión en el Barça B es de 20 millones de euros, que automáticamente pasará a 40 millones en el momento que se integre totalmente en la dinámica del primer equipo.

Arnaiz es feliz en Barcelona. Humilde, tranquilo e introvertido, vive con Alba, su pareja de toda la vida, y su hijo Jose Jr., que nació a principios de junio. La vida le sonría desde entonces, pero es ambicioso. Esto acaba de empezar y quiere más

Loading...