Leo regala una joya a Luis Enrique

Como si Messi y Luis Enrique quisieran desterrar de la memoria el único episodio doloroso que les enfrentó durante el trienio victorioso del entrenador asturiano, Leo tuvo el detalle de honrar su convivencia con Lucho ofreciéndole el mejor de los regalos, su fútbol inigualable de genio: una asistencia prodigiosa a Alc ácer con eslalom como en el de la final de 2015 ante el Athletic y un gol exquisito.

Con ello el Barça sumó ante un Alavés valiente su Copa 29, Luis Enrique cerró un espectacular balance con nueve títulos sobre 13 y, no menos importante, un triunfo que tiene un punto de terapéutico tras los acontecimientos judiciales que han removido el entorno barcelonista.

Pasarán los entrenadores y Messi mejora con los años. El argentino, arropado por un equipo que no quiere verse abatido por el paso del tiempo, ganó con la de ayer su final número 20 de 25, en las que marcó 26 goles. Un devorador de títulos que además cumple con el compromiso de ayudar a compañeros en riesgo. El tercer tanto, que sirvió para doblegar la resistencia del equipo del ‘Longaniza’ Pellegrino , tuvo el añadido solidario de entregarle el gol al necesitado Alcácer , que firmó un excelente encuentro que le reviltalizó a ojos de la afición. Una faena competa para un ‘9’ que interviene poco, junto a André Gomes , lateral derecho de emergencia por la lesión de Mascherano , que dio el pase de gol a Neymar en una de sus sorprensivas llegadas al área rival.

Messi, una vez más faro y líder del Barça en una final Messi, una vez más faro y líder del Barça en una final

Luis Enrique puede irse satisfecho. Nunca pensó que se marcharía rodeado de tantos éxitos. De hecho, muchos lo recibieron en 2014 con recelo, con etiquetas erróneas que de puertas adentro han resultado ser falsas. Ahí están las bromas por el andamio o su carácter de choque con los cracks.

Su paso por el Camp Nou ha tenido el reconocimiento de casi todo el vestuario (confesado por Piqué por encima de logros) y el de la afición que lo ha visto como un hombre fiel al club, generador de estímulos, sin concesiones a la prensa y el primer abogado de los futbolistas, excepto tras la incomprensible derrota de Turín.

Las notas no son malas

Acabada la temporada es la hora de los balances. Hay una presión forzada en el ambiente en definir a la temporada como mala e incluso como muy mala. El Barça ha perdido la Liga por tres puntos sin ser inferior al Real Madrid y ha sido notorio que ha ofrecido partidos tan espectaculares como decepcionantes. Pero los de Zidane han sido más regulares y han jugado con red allí dónde no alcanzaba el equipo. Los arbitrajes no han sido el primer factor de la pérdida de la Liga. El Madrid llevaba cinco años de hambre pero no es victimismo enjuciar a los árbitros porque forman parte del juego y toman decisiones determinantes. No sorprende que Bartomeu pidiera el VAR durante el almuerzo de los clubs con Villar . El Barça debe abanderar el uso de las nuevas tecnologías para ayudar a los trencillas, visto que Tebas se resiste y Villar se hace el remolón.

El objetivo de Valverde debe ser devolver al Barça al número uno

La Copa ha sido brillante. Supone un enorme desgaste pero este Barça nunca renunció a ningún título, y eso es un orgullo de agradecer. El fiasco en la Champions, con dos partidos en París y Turín son inexplicables.

El balance no es satisfactorio, pero es mejorable y la final de Cardiff, según gane o pierda el Madrid, marcará en rojo las notas del ejercicio. El adiós frustrante ante la Juve y los aplausos de despedida ante el Las Palmas, certifican que el barcelonismo sabe estar en los momentos menos jubilosos junto al equipo.

La victoria del Barça ante el Alavés metió al Athletic Club en la Europa League, lo que supone que Valverde siempre ha dejado a los ‘leones’ en posición europea durante sus cuatro años en San Mamés. El del ‘Txingurri’ es otro balance no menos espectacular del que mañana será anunciado como sustituto de Luis Enrique .

Desde mañana Valverde ya debe ponerse como primer objetivo devolver al Barça al primer puesto del fútbol. Ese debe ser el primer objetivo de su contrato. Esta Copa merece ser festejada pese al ruido de Laporta y su claca con las interpretaciones interesadas sobre sus pérdidas del último año.

Loading...