Inicio Deportes May Peus: «Los Juegos de 2030 eran para España, fue una oportunidad...

May Peus: «Los Juegos de 2030 eran para España, fue una oportunidad perdida muy grande»

«Quiero pensar que sí hubo voluntad política, pero no toda», apuntó sobre la candidatura frustrada de Barcelona-Pirineos

«¿Por qué no hay esquiadoras? No encuentro una excusa, ojalá tuviéramos una María José Rienda», deseó

BAQUEIRA BERET (LLEIDA), 6 Feb. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), May Peus España, lamentó la «oportunidad perdida» por falta de entendimiento entre los políticos de la candidatura de Barcelona-Pirineos para los Juegos Olímpicos de 2030, y no encuentra justificación a que no haya esquiadoras que tomen el testigo de Blanca Fernández-Ochoa o María José Rienda.

«Fue una pena increíble, una oportunidad perdida muy grande. No soñaba con que nos diesen los Juegos sino solo con presentar una candidatura, con un entendimiento político entre Aragón, Cataluña y Madrid, pero al final ni Lambán ni Aragonés fueron capaces de ponerse de acuerdo. No hubo un entendimiento político», dijo en una entrevista a Europa Press en Pla de Beret, ‘terraza’ desde la que se domina gran parte de la estación de Baqueira.

Enfundado en un mono azul ‘Movistar’, uno de los patrocinadores principales -junto a Iberdrola y Audi- de la RFEDI y su marca ‘Spain Snow’, May Peus, aranés, criado en las faldas de Baqueira, que cumple en este 2024 una década en la presidencia, niega con la cabeza cuando se le recuerda cómo se habría transformado el valle con esos Juegos frustrados.

«No me puedo creer que se discutiese por cosas que eran no trascendentales. Si la discusión era si las pruebas se hacían en un sitio u otro, eso lo hubiese determinado el COI, pero no fuimos capaces de ponernos internamente de acuerdo. Tristemente parece que a todos a todos les venía bien decir que el ‘malo’ era el otro», evocó.

A Peus le cuesta creer que Aragón y Cataluña no fuesen capaces de sentarse en una mesa y llegar a ese acuerdo. «¿Voluntad política? Yo quiero pensar que sí la hubo, pero no toda. Más que voluntad no hubo coordinación. Los Juegos de 2030 eran para España, seguro, no tengo ninguna duda. Teníamos un buen aliado, Juan Antonio Samaranch júnior, que nos animaba a presentar la candidatura porque era la oportunidad para el COI de hacer unos Juegos en una cordillera ‘virgen’, en la que nunca se había celebrado», argumentó.

A su juicio, el Pirineo estaba «totalmente» preparado para organizar estos Juegos, y se había hablado Francia para albergar pruebas como los saltos de trampolín. «Perdimos una oportunidad increíble», indicó en alusión a que las siguientes ediciones se celebrarán, a falta de confirmación oficial, en Francia (2030), Estados Unidos (Salt Lake City, 2034) y Suiza (2038).

Lejos de resignarse, el presidente de la RFEDI abogó por ilusionarse con «otro tipo de eventos» para el Pirineo catalán como una Universiada. «En Jaca se han organizado dos y en Sierra Nevada, una; Mundiales júnior, FOJE y otras competiciones que podrían no tan atractivas como unos Juegos, pero sí atractivas para el territorio», subrayó.

EL «PARAÍSO» DE BAQUEIRA

A pesar de la suspensión del Baqueira Beret Pro, prueba inaugural del Freeride World Tour, en la zona del Baciver, la estación leridana sigue mostrando su músculo, con más de 100 kilómetros de área esquiable, respecto a otras estaciones en la que la falta de nieve a obligado a cerrar pistas y remontes.

«¿Un paraíso? Es feo que lo diga yo, que soy nacido y vivo aquí. Y sí, no sé si el paraíso es mucho mejor que esto, pero si es así, yo me conformo. Baqueira significa mucho para los deportes de invierno en España. Es de las pocas que tiene un estadio cerrado todo el año, vallado, con un telesquí exclusivo, el Fernández-Ochoa, para la zona de competición», manifestó a Europa Press en la entrevista, a un puñado de metros del parque en el que las mejores marcas exhiben sus últimas tablas.

Peus recordó que el ‘freeride’ ya está integrado en la RFEDI y confía en que deportistas como Abel Moga y Núria Castán puedan tener su licencia en junio, tras su aprobación por la FIS en su congreso en Reikiavik de mayo.

«Si fuese parte del COI no dudaría en introducirlo rápido porque necesita deportes emergentes como pasó hace años con el snowboard y el freestyle. Creo que ahora el siguiente paso es el ‘freeride’ como ha incorporado en los Juegos de verano al ‘skate'», comentó.

«CREAR UN ALBERT ORTEGA CUESTA 10 AÑOS»

Con el histórico vigésimo séptimo puesto de Albert Ortega en Schladming (Austria), el mejor resultado de un español en un gigante desde 1973, reciente, Peus explicó que «crear» una estructura y un deportista cuestan mucho.

«Llevamos 10 años al frente de la federación y Albert acababa de entrar. Eso demuestra que, haciendo el trabajo bien, cuesta esto, 10 años, llegar arriba. Si ahora hace unos buenos puntos en Copa de Europa y va rebajando dorsales, en los próximos dos años, será un deportista que se consolidará entre los 30 mejores del mundo, seguro», pronosticó.

En cambio, a pesar programas como ‘Mujer y Deporte’, liderado por Paula Fernández-Ochoa, no salen mujeres de la cantera nacional. «¿Por qué no hay esquiadoras? Es difícil de contestar. Ni siquiera encuentro una excusa. Nos cuesta y somos un deporte en el que el número de licencias de infantiles es muy equitativo, un 55 contra un 45», esgrimió..

Por contra, no hay relevo para las Blanca Fernández-Ochoa, Ainhoa Ibarra, Ana Galindo, María José Rienda o Carolina Ruiz. «Ahora nos falta eso. Ojalá tuviésemos una María José Rienda en nuestras estructuras. Se está trabajando en ‘freeride’ con Nuria Castán, en deportes con discapacidad Irati Idiákez está obteniendo unos resultados magníficos. Tenemos un grupo con Arrieta Rodríguez y June Garitano, joven, esperanzador, con Lisa Vallcorba …», relató.

CAR DE LA NIEVE Y LAS «OPCIONES» EN LOS JUEGOS DE 2026

En el Plan Estratégico que diseñó junto a su Junta Directiva hasta 2030, Peus incluyó un Centro de Alto Rendimiento (CAR) especializado en deportes de nieve y de montaña, que podría levantarse en Salardú, en el propio Valle de Arán, donde, según él, ya no se puede hablar de la ‘España vaciada’ gracias al turismo que atrae la estación de esquí de Baqueira.

Dicho plan preveía aumentar de 9 a 44 deportistas, un 40% de federados más, formación, un 50% más de presupuesto, la inclusión de los deportistas paralímpicos y mejorar aspectos como la sostenibilidad, y los resultados deportivos, con concentraciones en la ‘Casa de España’ en Saas Fee (Suiza).

«Al final nos vais a medir por las medallas. No sé si hemos tenido algo de fortuna, pero estando al límite, porque no era fácil conseguir medallas en cualquiera de los dos Juegos, se consiguieron», señaló en alusión al bronce y plata, respectivamente, de los ‘riders’ Regino Hernández y Queralt Castellet en PyeongChang’18 y Beijing’22.

Para Peus, los que sí se puede exigir es llegar a unos Juegos o unos Mundiales «con opción a medalla». «A los Juegos de Milano-Cortina tenemos que llegar otra vez con opciones claras de medalla, seguro. Tachamos rápido de la boca de la federación anterior el que a unos Juegos o a unos Mundiales se va a coger experiencia. No, a unos Juegos o a unos Mundiales se va a competir y a estar en un ‘Top 20′», setenció.

Con nombres como los veteranos Lucas Eguíbar, Álvaro Romero, Javi Lliso, Thibault Magnin, Quim Salarich, Juan del Campo y Albert Ortega y jóvenes caso de Aleix Auber, Tomás Barata, Ander Mintegui y Jonás Sánchez Cabañas, el presidente de la RFEDI ve «más cerca» el legado de Paco que de Blanca Fernández-Ochoa.

No obstante, confía en Lisa Vallcorba, June Garitano y Arrieta Rodríguez, que «están sacando ya la cabecita» en la Copa de Europa para recoger el testigo de Blanca, mientras su objetivo es buscar más recursos que hagan olvidar tiempos pasados. «Cuando llegué los deportistas no cobraban. Todo eso se ha terminado. Aquí se cobra y paga al día», sentenció.