Inicio Deportes Mbappé encara la recta final del Mundial apuntando a la Bota de...

Mbappé encara la recta final del Mundial apuntando a la Bota de Oro

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) –

El delantero francés Kylian Mbappé encara los cuartos de final del Mundial de Catar como máximo goleador del torneo gracias a sus cinco tantos en cuatro partidos, una cifra que le acerca al trofeo de Bota de Oro de la Copa del Mundo, atendiendo a las cifras goleadoras con las que otros futbolistas han celebrado esta distinción en ediciones anteriores.

Y es que desde Corea y Japón 2002 y los ocho goles de Ronaldo Nazario con Brasil, el ‘pichichi’ del Mundial ha celebrado, como máximo, seis tantos. En Alemania 2006, fue el teutón Miroslav Klose quien convirtió más dianas (5), para completar un casillero de 16 tantos totales en los 24 partidos que disputó a lo largo de sus cuatro Mundiales.

En Sudáfrica 2010, cuando España logró su primera estrella, hasta cuatro jugadores compartieron el reconocimiento de máximo goleador del torneo con cinco tantos. El español David Villa, el neerlandés Wesley Sneijder, el uruguayo Diego Forlán y el alemán Thomas Müller compartieron primer cajón en la batalla por celebrar más goles en el torneo.

El colombiano James Rodríguez no quiso compartir esa Bota de Oro en el Mundial de Brasil en 2014, después de reivindicarse y cuajar una excelente Copa del Mundo con seis goles, por encima de estrellas como Neymar, Leo Messi o Müller, sin ser un delantero de referencia. Misma cifra que Harry Kane, el último ‘pichichi’ del Mundial en Rusia hace cuatro años, un registro que ahora se le queda lejos, ya que solo suma una diana en Catar.

Así, las cifras de las últimas ediciones -no superan los ocho goles-están lejos de los 10 tantos del alemán Gerd Müller en México 1970. No obstante, esta no es la mejor relación goleadora en un Mundial, ya que todavía nadie ha superado las 13 dianas del francés Just Fontaine en Suecia 1958, cuatro años después de los 11 tantos del húngaro Sandor Kocsis, los dos máximos registros en la historia del torneo.

En el lado opuesto, la Copa del Mundo menos goleadora desde que se inicio el torneo hace más de 90 años data de 1962, cuando la Bota de Oro la compartieron los brasileños Garrincha y Vavá, el húngaro Flórián Albert, el soviético Valentin Ivanov, el yugoslavo Drazan Jerkovic y el chileno Leonel Sánchez, con solo cuatro tantos.

En la carrera por esa Bota de Oro en Catar, el mejor posicionado es el entonado Mbappé, que ya ha recogido el balón del fondo de la red en cinco ocasiones en solo cuatro encuentros. Además, ha dado dos asistencias, lo que le eleva a lo más alto de la lista de goleadores, por encima del argentino Leo Messi, el español Álvaro Morata, ya eliminado, y el portugués Gonçalo Ramos, los tres con tres goles antes de los cuartos de final.

Además, hay otros seis jugadores que ostentan tres goles: el sorprendente Cody Cakpo (Países Bajos), el veterano Olivier Giroud (Francia), Marcus Rashford (Inglaterra), Richarlison (Brasil), Bakayo Saka (Inglaterra) y Enner Valencia (Ecuador), este también fuera ya. Lejos están otros de los candidatos a priori para hacerse con este reconocimiento como Harry Kane (1), Cristiano Ronaldo (1) o Neymar (1).

Publicidad