Mercado de fichajes | El Barça ficha en el mercado más caro

El equipo de trabajo de Robert Fernández, el secretario técnico del Barça, lleva meses peinando el mercado buscando dos laterales, un centrocampista y, si es posible, un delantero que apuntalen el proyecto 2017-2018. La mayor dificultad con la que se están encontrando en esta guerra de fichajes anual no es dar con los nombres sino con el precio que consideran adecuado para cada operación. “Están pidiendo cantidades fuera de lo normal”, se lamentaba uno de los negociadores habituales del Camp Nou consultados por MD. El talentoso brasileño Vinicius, de 16 años, es el último ejemplo más explicativo. El Real Madrid ha pagado o pagará por él 61 millones: 45 para el Flamengo, 8 para el jugador y otros 8 para los representantes.

Sea para obtener un efecto disuasorio o para lograr una venta que cubra su propio presupuesto en contrataciones, desde hace algún tiempo la cotización de los jugadores está superando límites impensables, a pesar de los rigurosos informes de prestigiosas entidades que tratan de ajustar, aunque sin éxito, el verdadero valor de las transferencias. En verano de 2014, el Barça pagó 81 millones de euros al Liverpool por Luis Suárez, un delantero de nivel top y enorme potencial goleador, como así ha sido con sus más de 100 goles marcados en este etapa Luis Enrique. Tres años después, el Arsenal está pidiendo por su lateral derecho, por un defensa, el exazulgrana Héctor Bellerín, 50 millones. Cifra hinchada para amedrentar los intentos azulgrana, aunque la última palabra la tiene el jugador. Más de la mitad de lo que costó el uruguayo. Claro que después de lo que Florentino Pérez, el presidente madridista, habría pactado por Theo Hernández, ya nada puede sorprender. Por este lateral izquierdo del Atlético cedido al Alavés piensa abonar los 24 millones de su cláusula más otros 6 adicionales para evitar las tentaciones del Barça, además de otros dispendios.

Este año, cuentan las mismas fuentes, los precios de los fichajes supuestamente más caros se están estabilizando y, en cambio, los de los fichajes medios están creciendo. El Atlético exige por Griezmann, otro en la órbita azulgrana, los 100 ‘kilos’ estipulados en su cláusula de rescisión. La misma cantidad que diversos intermediarios han arrancado a la Juventus por Dybala, otro delantero que entra en los planes azulgrana. El mismo Madrid contrató a Bale por la misma cifra hace cuatro temporadas o la Juventus, que rompió la banca italiana al contratar a Higuaín. El equipo turinés ató al delantero del Nápoles por 90 millones de euros, estableciendo un nuevo récord de traspasos en la Serie A. Otro de los objetivos interesantes de Robert es Coutinho, también del Liverpool, pero no a un precio 70 millones o de 90, como hablan algunos medios ingleses. En oficinas ni se plantean negociar por ahora.

El ataque es hoy una preocupación secundaria en el Barça. Las prioridades son los dos laterales, el izquierda que pueda actuar de central, y un centrocampista, aunque tampoco iría mal un central específico tipo Davinson. Tras abonar casi 6 millones de euros el pasado verano al Atlético Nacional de Medellín, el Ajax no lo soltará por menos de 40 millones de euros, siete veces más de lo que abonó. Así se lo ha hecho saber al propio Barça en unos contactos recientes. El verano pasado, el Barça ya le tentó, pero el colombiano rechazó jugar en el filial y se decantó por el Ajax, que le aseguraba jugar en la Eredivise y en Europa, multiplicado su rendimiento y su precio.

Y queda Marco Verratti, el gran sueño culé. El PSG no es un club vendedor pero cuando se pone sus negociaciones son cuantiosas. Piden como mínimo 80 ‘kilos’. talento en el centro del campo a precio de oro

Loading...